divendres, 3 de març de 2017

Nuevo diseño de un parche sin hilos para la alivación de la migraña

Aproximadamente un 12-16% de la población sufre este tipo de dolor intenso, la migraña que afecta sobretodo a mujeres y que se puede presentar en cualquier etapa de la vida. Estas migrañas pueden tener un carácter crónico a parte de ser ocasionales o episódicas. Este numero de afectados que recurren a fármacos y a sus efectos secundarios para sus dolores es bastante elevado. Por lo tanto una investigació de la Facultad de Medicina del Instituto Tecnológioca de Israel muestra como un parche de estimulación cerebral sin hilos que se puede llevar comodamente en el brazo reduce el dolor de las migrañas de una forma tan efectiva como los fármacos disponibles actualmente.



David Yarnistky, que es el director de la investigación, afirma que este método contra la migraña no tiene efectos secundarios y puede ser utilizado en cualquier parte tanto en el trabajo como en la vida social.

Mas seguro e igual de eficaz 

El nuevo método funciona por estimulaciones eléctricasque que bloquean las señales que llegan al cerebro. A de más el nivel de la estimulación eléctrica cerebral puede controlarse a través del móvil y ya se a desarrollado una aplicación para poder utilizarlo y no necesita cables o hilos. Pero, ¿este método funciona realmente?

Los autores de este estudio contaron con la participación de 71 personas que padecen migraña en la que tenían que ponerse el parche en la parte superior del brazo durante 20 minutos y no tomar ningún fármaco.

Durante el estudio se registraron 299 migrañas, y de acuerdo con los resultados, el 64% de los participantes experimentaron un 50% de su dolor durante las 2 horas después del tratamiento.
David Yarnitsky destaca que estos resultados son similares a las observados con el uso de los fármacos que se usan en tratamientos de migrañas.

En definitiva, parece que el nuevo dispositivo es efectivo además de ser cómodo y seguro. Pero, es necesario realiza más estudios dado el comportamiento de los participantes.

Como concluye el director de esta investigación, este hecho podría indicar que los participantes sabían que la estimulación no estaba activada, lo que eliminó el carácter ciego del estudio. Una situación que supone un reto para todos los estudios de estimulación simulada.

Esta noticia ha sido publicada el 1 de marzo del 2017 y la podéis encontrar aquí