dilluns, 16 de novembre de 2015

“Aguantar el dolor sin tomar un analgésico hoy en día es absurdo”


Un gran porcentaje de los adultos europeos toman analgésicos sin prescripción médica. En los pacientes crónicos, esta estudiado que el uso crónico de antiinflamatorios(ibuprofeno, aspirina, etc), provocan efectos secundarios, como problemas gastrointestinales. Pero últimamente también se han encontrado cardiovasculares.


Hay que diferenciar entre ingesta ocasional y habitual. Las personas que hacen uso de estos fármacos, durante una fiebre o una gripe acuden a una farmacia sin prescripción médica, la cual no es necesaria si únicamente se tomará de forma ocasional, para mitigar el dolor. Los efectos secundarios que pueden producirse en ese caso son muy leves (nauseas, diarrea, etc), y desaparecen en cuanto deja de tomarse.






La Agencia Española del Medicamento alertó del riesgo de que tratamientos cortos con dosis altas de ibuprofeno y dexibuprofeno podrían producir efectos secundarios, pero esto no pasa con las dosis bajas. Los efectos adversos que se comunican de tipo cardiovascular y gastrointestinal para uso crónico no tienen por qué trasladarse a un uso sin prescripción si se realiza de acuerdo a las indicaciones que viene en el prospecto. Por eso lo que se vende en las farmacias por obligación tiene la mitad o el 70% de la dosis antiinflamatoria recomendada en prescripción.


Sin embargo, hay personas que no toman analgésicos por miedo a sus posibles secuelas. Lo racional es tratar el dolor o al menos mitigarlo al máximo. Lo de aguantar el dolor sin tomar un analgésico hoy en día es un poco absurdo.

Para más información, click aquí