diumenge, 15 de novembre de 2015

Las emociones y el sobrepeso

Las emociones interfieren a la hora de seguir una estrategia para disminuir el peso corporal y esta directamente relacionada con esta a la hora de seguir la dieta para no abandonarla. Según un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid en 99 sujetos adultos con sobrepeso.
Únicamente siguieron un programa de reducción de peso basado en un estilo de de vida saludable y un establecimiento en los hábitos alimentarios.

El objetivo que se quería demostrar era, que lo único que provoca que una persona no controle su propio peso es el carácter, ya que el consumo de una persona depende de distintas motivaciones siendo problemático cuando alguien se encuentra en un estado de ansiedad o depresión, tiende a comer sin tener hambre y todo esto provoca una perdida del control del comportamiento alimentario.
Por lo tanto si la causa del sobrepeso en un individuo únicamente es la mala alimentación hay que corregir al paciente y modificar sus hábitos saludables para que obtenga unos hábitos alimentarios correctos, ya que así se puede controlar la solución para mantener a raya el sobrepeso ganando una mejor calidad de vida.

Un ejemplo de una dieta a seguir es, la dieta mediterránea, una de las más saludables, por otra parte es recomendable seguir las instrucciones de un nutricionista para aprender a comer de forma regulada, con actitud se suele aprender a controlar el sobrepeso y no es habitual que estos hábitos sean abandonados. 

Para saber más información aquí.