dissabte, 21 de novembre de 2015

La malaria sabe esperar

Las buenas noticias que creíamos sobre la reducción de mortalidad por la malaria en el mundo se ve amenazada por este descubrimiento realizado por el Centro de Control de Enfermedades de 
EE UU (CDC) indica que el parásito que provoca la malaria tiene un mecanismo muy eficiente para afrontar la artemisinina, el medicamento clave para combatir esta enfermedad.

El parásito es capaz de congelar su ciclo vital en un proceso llamado quiescencia hasta que la concentración del medicamento disminuye, siendo comprobado en el laboratorio con genes mantenidos durante 5 años que los ejemplares tratados con artemisinina no mostraban mutaciones para combatirlo sino que entraban en una especie de letargo esperando a que este disminuyera y poder atacar.

Este fenómeno empieza a ser frecuente Camboya o Tailandia, pero por suerte todavía no ha llegado a África donde aún sin esta mutación esta enfermedad se lleva las vidas de medio millón de personas al año.

Para mas información aquí.