dijous, 5 de novembre de 2015

Una puerta a la esperanza: RVT-101 como tratamiento para el alzhéimer

El pasado 6 de octubre, la empresa biotecnológica Axovant anunció en un comunicado de prensa el comienzo de los ensayos clínicos de fase III de su fármaco RVT-101 en 1150 personas, previo a la salida al mercado.

El fármaco en cuestión es un antagonista de los receptores de serotonina, que facilita la liberación de neurotransmisores como el glutamato, la acetilcolina y otras sustancias esenciales en procesos como pueden ser la memoria y el pensamiento en sí.

El medicamento actúa sobre los síntomas, no sobre la enfermedad en sí. Estos síntomas serían: cambios de estado de ánimo, deterioro en la capacidad locomotora, dificultad para entender y hacerse entender, bajo nivel de energía, problemas de atención y orientación, incapacidad de resolver operaciones aritméticas sencillas, y por último y más característico, la pérdida de memoria.

El fármaco RVT-101 podría convertirse en uno de los mejores contra el alzhéimer hasta el momento. Los resultados obtenidos en 13 ensayos con 1250 personas manifiestan su capacidad para ser incorporado en el tratamiento de enfermos de alzhéimer en fase leve y moderada de la enfermedad.

El ensayo clínico denominado MINDSET probó la eficacia y seguridad durante 24 semanas de la administración de 35 mg diarios por vía oral
. Todo este estudio se presenta esta semana, del 5 al 7 de noviembre, en un congreso celebrado en Barcelona.

Para más información, visita esta página para saber más sobre el RVT-101, o esta otra para conocer más sobre el congreso ya mencionado