divendres, 20 de novembre de 2015

Disulfiram, un fármaco milagroso.

La noticia de que un fármaco que se administra a las personas alcohólicas puede ser la cura para una de las enfermedades mas graves de hoy en día, se ha extendido con mucha rapidez a través de las redes sociales.

Se trata del "disulfiram", un fármaco que se ha administrado a los alcohólicos durante décadas y los ha ayudado a dejar su adicción por el alcohol ya que provoca efectos secundarios como nauseas, vómitos, fuertes dolores de cabeza...

Hoy en día la terapia principal para el tratamiento del VIH es la terapia antirretroviral (TARV), esta implica la combinación de tres drogas y consigue expulsar el virus de la sangre. Aunque haya conseguido reducir la tasa de mortalidad, no representa una cura para el virus del VIH ya que este es muy inteligente y se esconde en otras partes del cuerpo y vuelve a salir una vez se deja de tomar la medicación.

La nueva utilidad de este fármaco ha sido descubierta por los científicos de la Universidad de Melbourne, Australia. Los ensayos se hicieron sobre 30 pacientes a los que se le aplico este fármaco durante tres días. El primer día 500 mg, el segundo 1000 y en el tercer día se les aplico una dosis de 2000 mg.
Los ensayos demostraron que las células del virus  despertaban de sus escondites, cosa que permitiría acabar con ellas de una vez por todas. Para aquellos que crean que el disulfiram  es toxico, Sharon Lewin, la líder del estudio, lo ha desmentido "El disulfiram es muy seguro y puede ser administrado fácilmente durante semanas o meses".

Julian Elliot, coautor del trabajo ha asegurado que su equipo esta en busca de un segundo fármaco, que junto al disulfiram, puede deshacer la célula infectada.

Esta información esta relacionado con el bloque 8 ya que es una contribución de la ciencia a la mejora de la calidad de vida.