dilluns, 16 de novembre de 2015

¿Nuestro cerebro es ahorrador?

Un reciente estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences muestra que nuestro cerebro olvida la información que considera innecesaria gracias a ciertos mecanismos. 
Nuestro cerebro tiene la capacidad de rechazar los estímulos que le parecen similares a aquellos que ha recibido anteriormente. Ya que memorizar la información supone un gran gasto energético, por lo que el cerebro para ahorra energía olvida dicha información intencionadamente, aunque solo sea temporalmente.
http://hipocrates.tripod.com/imagenes/rm.htm

 Esto formaría parte del modelo Rescorla-Wagner, para al que aún no teníamos una explicación fisiológica.
Gracias al experimento realizado por los científicos que publicaron el artículo hemos podido encontrar dicha explicación.
El experimento consistía en aplicar a animales, dos estímulos. Por un lado un estímulo acústico o una señal luminosa y por otro lado una ráfaga de aire que provocaba el parpadeo del ojo.
Como resultado del experimento se pudo observar que por separado los dos estímulos provocaban la misma respuesta de manera clara, pero que al aplicar los dos a la vez, la asociación entre los estímulos se tornaba confusa. 
A través del estudio de las células de Purkinje que provienen del córtex del cerebelo y observando la respuesta de dichas células. Se han dado cuenta de que los desencadenantes del parpadeo adaptivo condicional temporal, suprimen el estímulo no condicionado gradualmente.
Por lo que al fin se ha aportado una evidencia fisiológica al fenómeno del cual hemos hablado anteriormente. 

Células de Purkinje: https://icerebellum.wordpress.com/cells/
Para obtener más información haga clic aquí.