diumenge, 4 de març de 2012

MORIR DE PENA

Según la noticia publicada el 4 de Marzo en el departamento de Salud de la pàgina web de Eroski, un estudio ha demostrado que aquellas personas que han sufrido la pérdida de un ser querido tienen un 20 % más de probabilidades de contraer un infarto de miocardio.

Esto es debido a la situción de estrés y de cambio a la que esta sometido el organismo, ya que cuando las personas están de duelo pierden el apetito, duermen poco y augmenta una hormona provocada por el estrés, el cortisol. Todos estos cambios producen un aumento del ritmo cardiaco, coagulación de la sangre y la presión arterial, que ayudan a "dañar" el corazón. Además, el estrés altera el sistema inmunológico, lo que conlleva a contraer de manera más fácil infecciones, enfermedades o podemos llegar a sufrir transtornos metabólicos, como el llamado síndrome metabólico.

En conclusión, llevar duelo es bueno para la salud, ya que si no aceptamos la muerte de un ser querido se pueden desarrollar transtornos psíquicos, pero un duelo demasiado fuerte y excesivo puede afectarnos de tal manera que podriamos llegar a "morir de pena". Esta noticia esta relacionada con el temario de Biología.