diumenge, 18 de març de 2012

El riesgo de adicción a las drogas se hereda.

Recientemente se ha realizado un estudio en la Universidad Commonwealth de Virginia (EEUU) a 18.115 niños adoptados. Los resultados de esta investigación revelan que tanto el consumo de drogas, de alcohol o de enfermedades psiquiátricas graves podrían estar relacionados con la genética. Los datos exactos son que un 8,6% de los niños adoptados, cuyos padres eran drogadictos, consumen drogas mientras que tan sólo un 4.5% de los niños dados en adopción toman droga aunque sus padres no lo hicieran. Por lo tanto, habría aproximadamente el doble de posibilidad de que un adolescente consumiera substancias ilegales si sus padres lo hicieron que si sus progenitores no las hubieran tomado.


No obstante, también se cree que no solamente los genes influyen a la hora de consumir sustancias ilegales sino también el medio ambiente. Para ser más precisos, sería la unión entre ambos; es decir, una persona que genéticamente tiene una probabilidad bastante elevada de consumir drogas sería mucho más probable que las consumiera en un ambiente familiar complicado que en uno normal.


Esta noticia publicada el 5 de marzo de 2012 por la agencia SINC guarda bastante relación con el temario de Biología de segundo de bachillerato, especialmente con el tema de genética. El artículo me ha parecido bastante interesante porque nos muestra la gran importancia del ADN y como consiguen manifestarse los mismos carácteres de padres a hijos.




1 comentari:

Denis Stefanovici ha dit...

Una noticia interesante, ya que como todo el mundo sabe las drogas tienen muchos efectos secundarios, aparte de 'colocarte' y vivir en tu mundo. Pero no sólo nos referimos a efectos secundarios y hablamos de problemas físicos y trastornos en la persona que las consume, sino que si este llega a tener descendencia ya habiéndolas dejado aparte o dependiendo de ellas, los hijos pueden estar más dispuestos a consumir drogas. Por lo tanto, el que las consume ha de pensar que su hijo puede padecer problemas simplemente porque tiene también de consumirlas simplemente por herencia, y si ese hijo importa habría que pensárselo dos veces. Pero es una facilidad de consumir no quiere decir que se vayan a consumir. Es una noticia curiosa, y que si es real, lo dicho, el consumidor que piense en su hijo si lo quiere tener, ya que si vida ya ha decidido tirarla por la borda.