divendres, 2 de març de 2012

Nueva triu indígena en Paraguay

Paraguay confirma la existencia de indígenas sin contacto con la civilización. Las empresas ganaderas les fuerzan a abandonar la selva.
La organización ayoreo OPIT ha hecho un llamamiento para que se incrementen los esfuerzos en la protección de sus miembros no contactados, que están siendo forzados a salir de sus hogares en el bosque por la actividad desarrollada por River Plate.
Para Stephen Corry, director de la ONG Survival International, "es alentador que el Gobierno haya tenido en cuenta estos llamamientos para investigar la presencia de sus familiares no contactados. Sin embargo, las acciones dicen más que las palabras. El Gobierno debe adoptar ahora medidas drásticas para combatir la deforestación ilegal y garantizar los derechos territoriales de los ayoreos, que ya llevan reclamando más de 20 años".
Según una chica, de la misma ONG y especializada en este caso, "está bien que el gobierno reconozca la existencia de los Ayoreo aislados en la región, pero deben protegerlos. El contacto entre los aislados y ganaderos podría ser un desastre y es muy peligroso tanto para los indígenas como para los trabajadores. Las autoridades deben expulsar a las empresas que trabajan ilegalmente en la zona y devolver la tierra a sus propietarios ancestrales".