dissabte, 9 de gener de 2021

LA VACUNA PFIZER FUNCIONA CONTRA UNA DE LAS MUTACIONES MÁS TEMIDAS DEL CORONAVIRUS

Tras meses de espera, ha salido de manera definitiva la vacuna contra el coronavirus. Vacunas con resultados prometedores que ya se están administrando en la gente. No obstante, se han detectado durante estas últimas semanas, dos nuevas variantes de coronavirus altamente contagiosas; una en Sudáfrica llamada 501Y.V2 y otra en Reino Unido llamada B.1.1.7.

La mutación N501Y introduce cambios en la proteina S del coronavirus, que es la diana de las vacunas como la de Pfizer o Moderna. Por tanto, se teme que esta transformación pueda disminuir la eficacia de los anticuerpos generados por la vacuna. Laboratorios de todo el mundo intentan descubrir cómo de efectivas son nuestra vacunas ante las nuevas variantes del virus y sus mutaciones. Este viernes, científicos de la Universidad de Texas, han publicado conclusiones sobre dicha cuestión y los resultados son ciertamente mejores de lo que se había esperado. Los investigadores aseguran que la mutación N501Y no disminuye la actividad de los anticuerpos generados por la vacuna de Pfizer y BioNTech. Para llegar a esta conclusión, se obtuvieron muestras de sangre de personas ya vacunadas. Aunque estos resultados sean buenos, no nos dan completa seguridad de que estas vacunas sean totalmente protectoras. 

El punto débil de esta investigación es que se han evaluado los efectos sobre los anticuerpos de una sola mutación, la N501Y, cuando en las dos variantes mencionadas anteriormente, hay más mutaciones que podrían tener importancia. De hecho, la variante B.1.1.7 tiene 23 mutaciones y la 501Y.V2 tiene 21. Según el epidemiólogo Trevor Bedford, una mutación mucho más inquietante a tener en cuenta es la E484k. Ésta, consigue evadir parcialmente las defensas adquiridas por la persona de forma natural, tras una infección. 

Muchos científicos ya han previsto que no se espera que las actuales variantes provoquen cambios muy notables en el funcionamiento de las vacunas. Hacen falta más mutaciones para que las variantes puedan disminuir la efectividad de las vacunas actuales. En todo caso, las compañías Pfizer, BioNTech y Moderna, que han basado sus vacunas en la tecnología del ARN mensajero, han comentado en varias ocasiones que sus vacunas pueden ser modificadas en el plazo de seis semanas para adaptarlas a una nueva variante. 

Noticia publicada en el periódico ABC el 8 de enero de 2021. Imágenes extraídas de aquí y de aquí








3 comentaris:

N C B ha dit...

Muy interesante el artículo, casi tanto como esperanzador. Sin duda a quien más y a quien menos el coronavirus nos ha tocado de cerca y es un alivio saber que ya se está empezando a vacunar a la población. Así mismo, parece ser que la vacuna de pzifer y Biontech también hará frente a las temidas mutaciones. Aquí dejo un breve vídeo sobre una entrevista en la que sale el mismo presidente de Biontech asegurando que su vacuna será efectiva:


https://www.lavanguardia.com/internacional/20201222/6142868/laboratorio-aleman-tranquiliza-biontech-mutacion-virus-reino-unido-video-seo-ext.html

L M V ha dit...

El hecho de que la vacuna frente al covid-19 esté presente de algún modo en nuestras vidas, es un logro importante. A día de hoy cantidad de sanitarios y personas de la tercera edad han experimentado la inyección de dicha vacuna en su propia piel. Y es que a pesar de los diversos efectos secundarios a los que puede dar lugar, era y es necesario actuar prematuramente para evitar la extremada propagación del virus que sigue vigente hoy en día.
A continuación dejo un enlace donde podemos ver las primeras personas que fueron vacunadas en nuestro país:
https://youtu.be/JXktXOkVwvw

Por otro lado, hablando de los efectos adversos que puede ocasionar, estarían como principales, las reacciones alérgicas. En el siguiente vídeo, podremos escuchar las palabras de un experto que se pronuncia al respecto:
https://youtu.be/nhEOgwm0_lw

Rafa Mollà ha dit...

Molt interessant aquest post, i només volia comentar que huí dia 20 de gener ha aparegut una notícia al diario.es en la que diuen que realment la primera dosi que se suministra no és tan efectiva com deia el laboratori. Un estudi realitzar a Israel mostra uns valors molt més baixos. Tot açò ve a corroborar el que sol passar quan es parla de valors de laboratori i de valors reals, en els que solen trobar-se quasi sempre valors més baixos que els observats en el laboratori.