dilluns, 3 de novembre de 2014

Médicos australianos consiguen transplantar un corazón parado.

Cirujanos del Hospital Saint Vincent’s de Sidney, han anunciado lograr transplantar corazones que habían dejado de latir. Esta nueva técnica podría revolucionar la donación de órganos.


Hasta ahora, sólo se habian utilizado corazones que aún latían para estos transplanes,  que provenían de donantes en muerte cerebral, pero estos cirujanos desarrollaron una técnica para reanimar órganos que llevaban parados hasta 20 minutos.


El cirujano Kumud Dhital, explicó se conocía que durante un tiempo el corazón puede ser reanimado al igual que los demás órganos, sin ser dañados, pero ahora son capaces de reactivarlo con una máquina para posteriormente ser transplantado.

La nueva técnica consiste en ceder el corazón del donante a una máquina portátil, cuya función es mantener el órgano en una solución de conservación, es resucitado y mantenido a temperatura idónea hasta su transplante.

El director de la Unidad de transplantes de corazón de el hospital explicó que “el uso de corazones donados tras la muerte circulatoria del paciente aumentará considerablemente la disponibilidad de estos órganos” para realizar transplantes.


Después de haber realizado tres transplantes de corazón, dos de estas personas se recuperan con normalidad, y una tercera continúa en cuidados intensivos.

Michelle Gribilas y Jan Damen, los dos primeros pacientes que se han sometido a la nueva técnica, están satisfechos con los resultados de la operación.

Los cirujanos ven esto como un gran avance para el problema de escasez en la donación de órganos y creen que en los próximos años se verán mas transplantes que utilicen esta nueva técnica

1 comentari:

luis ulldemolins ha dit...

Personalmente me ha gustado mucho esta entrada ya que gracias a avances como este se pueden salvar muchas vidas y no habrá tanta escasez de órganos para trasplantarlos a pacientes que necesitan uno, y así poder disminuir el numero de muertos que esperan a un órgano nuevo y compatible.