dijous, 6 de novembre de 2014

El humo inhalado por los fumadores pasivos promueve su aumento de peso

Un equipo de investigadores de la universidad de Brigham Young, en Estados Unidos, ha determinado que la exposición al humo del tabaco puede llegar a causar un aumento de peso. Este efecto se ve aumentado en el humo que inhalan los fumadores pasivos.

Los datos recogidos pusieron a la luz que la mitad de la población de este país vive con un fumador en casa y esta expuesto a este humo constantemente. Para realizar el estudio se expuso a ratones al humo del tabaco. Como ya hemos dicho, aquellos ratones expuestos a este humo incrementaron su peso, la razón de este aumento fue descubierta cuando los investigadores estudiaron a sus sujetos a nivel celular. Observaron que el humo del tabaco activó un lípido llamado ceramidas que altera las mitocondrias lo que inhibe la correcta reacción de las células ante la insulina. Al hacerse resistentes a la insulina, su cuerpo necesitaba fabricar más de lo normal, con lo que el cuerpo empezó a  grasas que se acumulaban en sus organismos.

La solución a este problema, es sin duda inhibir la ceramida, como descubrieron los investigadores. Estos descubrieron que los ratones tratados con miriocina no ganaron peso, sin embargo, si a los ratones se les alimentaba con una dieta rica en azúcares, este cambio era irreversible.

Para más información: Aquí

1 comentari:

Eva Bartoll Martínez ha dit...

Personalmente me parece un tema interesante ya que creo que mucha gente esta expuesto al humo del tabaco por algún familiar o conocido y se debería concienciar de los problemas que provoca.
Aquí te dejo una web donde enuncia otros problemas que puede provocar el tabaco:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002032.htm