dijous, 16 d’octubre de 2014

LA RADIACTIVIDAD PUEDE ELIMINARSE CON MICROORGANISMOS




Los residuos nucleares poseen una radioactividad que puede resultar peligrosa para la salud de las personas y el medio ambiente, por consiguiente, resulta difícil encontrar un lugar donde deshacerse de ellos.

Sin embargo la científica de origen español Gemma Reguera, de la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos, afirmó que si modificáramos un microbio, este sería capaz de reducir o incluso podría suprimir los residuos nucleares.
 En su investigación descubre finos apéndices cuyos son conductores de electricidad poseedoras del género Geobacter.
El biofilm de estas bacterias, envuelto de una capa adicional protectora, aumenta la capacidad de neutralización y absorción del uranio y otros desechos tóxicos.
Todo esto impide que el material tóxico se filtre en las aguas subterráneas.  A medida que la biopelícula concentra más y más nanocables alrededor de las bacterias, más uranio es atrapado y mineralizado.