diumenge, 12 d’octubre de 2014

Identifican un nuevo punto de ataque para el virus del Ébola

El Ébola en seres humanos provoca una violenta fiebre hemorrágica, que en gran medida resulta mortal para los infectados. Esto ocurre a causa de la desactivación del sistema inmunológico.
Actualmente no existe ninguna cura ni vacuna eficaz para el Ébola, así que solo se puede actuar en lo que respecta a la prevención y al aislamiento de los infectados para evitar la propagación.

Gracias al estudio de la Escuela Icahn de Medicina de Nueva York se ha descubierto que la inutilización de cierta proteína del virus del Ébola detiene su replicación, frenando así el avance de la enfermedad.

El microbiólogo Christopher Basler notificó que la proteína viral VP35 tiene un papel importante en la desactivación del sistema inmunológico, pues interactúa con la proteína celular PACT, inutilizándola. Esta proteína es la responsable de alertar al sistema inmunitario delante de una infección o alteración en el cuerpo.

El procedimiento empleado por este equipo tuvo dos vías. Primeramente se modificó la proteína VP35 del virus, y luego con este se infectaron células sanas. Así se comprobó que  la proteína modificada ya no podía desactivar la PACT.
Por otra parte se sobreexpresó la PACT en células sanas que posteriormente se infectaron con el virus del Ébola original. También con este método se consiguió detener la replicación viral.

Concluyendo, a partir de este importante descubrimiento se espera conseguir una  nueva línea en fabricación de fármacos que alteren tanto a la  proteína VP35 como a la PACT para conseguir frenar la enfermedad.

Fuente original aquí

Esta noticia está relacionada con el apartado de genética del temario de biología de 2º de bachillerato.