dijous, 23 d’octubre de 2014

Recomponen el curioso Deinocheirus

Dos nuevos esqueletos encontrados en Mongolia permiten recomponer el misterioso ‘Deinocheirus’. Un dinosaurio de aspecto similar al de un avestruz pero de 11 metros de largo y seis toneladas y media de peso, con dos brazos enormes, un pico similar al de un pato, joroba y grandes garras.
El Deinocheirus mirificus  ha sido considerado desde hace tiempo uno de los dinosaurios más enigmáticos dada la escasez de piezas del esqueleto encontradas. Ahora los nuevos esqueletos descubiertos en Mongolia han permitido describir la anatomía, rasgos de alimentación y ecología de esta especie de hace 70 millones de años, emparentada con el tiranosaurio y el velociraptor.

 El Deinocheirus, un ornitomimosaurio, tiene rasgos típicamente asociados al consumo de plantas, pero los científicos explican que han encontrado indicios de restos de peces en el estómago de uno de ellos, por lo que deducen que sería un omnívoro.; la pelvis extendida que soportaría músculos fuertes y los grandes pies indican que era un dinosaurio bípedo, corpulento de movimientos lentos y bien adaptado para vivir en entornos fluviales. La zona de Gobi donde han aparecido los fósiles sería un medio ambiente similar al actual delta del Okavango en África. El Deinocheirus, compartiendo recursos alimenticios en el hábitat con herbívoros más grandes aún que él, habría tenido una ventaja en esa alimentación más variada de pequeños animales añadidos a la dieta de plantas.

Clika aquí para más info