dimecres, 25 de març de 2020

¿Cómo puede afectar el calor la propagación del coronavirus 2019?

La enfermedad Covid-19 pertenece a la familia de los coronavirus. Este tipo de virus pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. Hasta la fecha han habido varios coronavirus que han causado infecciones respiratorias que pueden ir desde un resfriado común hasta enfermedades más complicadas como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

¿Qué es el Covid-19?
Esta enfermedad es una afección respiratoria que puede propagar de persona a persona. Es un nuevo coronavirus que se identificó por primera vea durante una investigación de un brote en Wuhan, China. En este momento hay más de 500.000 infectados y casi 26.000 fallecidos.



¿Las temperaturas altas pueden detener su expansión?
Piensan que es como un resfriado común porque se transmiten de formas similares y ambos causan enfermedades respiratorias que pueden llegar a convertirse en una neumonía mortal. La neumonía es una inflamación de los pulmones, que se caracteriza por la presencia de fiebre alta, escalofríos, dolor intenso en el costado afectado del tórax, tos y expectoración. El Covid-19 se transmite mucho más rápido, pero no se sabe si es por las temperaturas estacionales.

Al llegar la primavera se reducen los casos de la gripe y vuelven a  aparecer nuevos casos cuando regresan las temperaturas bajas. En invierno nuestros niveles de Vitamina D y melatonina son bajos, con lo cual puede afectar nuestro sistema inmune.

El efecto de las temperaturas en otros coronavirus
El SARS de 2002-2003 comenzó en el invierno del hemisferio norte, alcanzó los puntos máximos en mayo y acabó en julio. El MERS se transmite en países cálidos.
La pandemia del virus de la influenza humana (H1N1) de 2009-2010 comenzó en la primavera del hemisferio norte y alcanzó los puntos máximos en invierno. Algunos especialistas dicen que las pandemias se transmiten de forma continua durante el verano, y en  este caso el Covid-19 es una pandemia, pero no se sabe seguro si el calor puede detenerlo.

Esta noticia ha sido extraída del períodico ABC, publicada el 24 de marzo de 2020.

3 comentaris:

Regina BP ha dit...

Hola!

Soy una antigua alumana de Rafa y del Politècnic (¡me gradué en 2011, hace ya muchos años!), y actualmente estoy estudiando un doctorado en Inmunología en Nueva York.

Post muy interesante y relevante. Cómo la transmisión del virus cambie durante los meses de verano va a contribuir a cómo evolucione la situación en los países del hemisferio norte en los próximos meses. En el siguiente 'podcast' describen brevemente las razones por las que otros coronavirus y virus de la gripe disminuyen su transmisión durante los meses de más calor (http://www.microbe.tv/twiv/, capítulo 599, a partir del minuto 1:05:55): el aumento de humedad hace que las gotas que contienen el virus sean más pesadas y permanezcan menos tiempo en el aire, y el calor en sí inactiva al virus. Aunque se trata de una generalización, la esperanza es que estas mismas circunstancias afecten al virus que causa el COVID-19. Para los que estéis interesados en escuchar más sobre virología o el COVID-19 en particular, se trata de grabaciones para todos los públicos realizadas por investigadores y médicos de Estados Unidos y otras partes del mundo, con el 'plus' añadido de que podéis practicar inglés (algunos odiaréis este plus).

Rafa, m'he guanyat unes décimes?

¡Un abrazo!

Rafa Mollà ha dit...

Brutaaal!!
Tens el tope. Gràcies

Pepe Gomis ha dit...

Sempre brillant, Regina.