dissabte, 28 de març de 2020

HIIT, una de las mejores formas de entrenar


Si hablamos de ejercicio cardiovascular, podemos distinguir dos tipos: el cardio LISS y el cardio HIIT. El LISS se caracteriza por ser de larga duración, a unas pulsaciones constantes y una intensidad moderada. Como ejemplos del LISS podemos encontrar salir a correr, a andar, en bici, a patinar, el zumba, el spinning, el aerobic... El HIIT (que es el tipo de entrenamiento en el que nos vamos a centrar ahora), significa "High Intensity Interval Training ". Como su nombre indica consiste en un entrenamiento a base de intervalos cortos de tiempo a alta intensidad, por ejemplo, haces un ejercicio intenso como los burpees durante 20 segundos y realizas un descanso activo (trotando, en plancha...) durante 10 segundos y así sucesivamente.     
Ejemplo de entrenamiento HIIT


 burpee descripción gráfica


El HIIT, al ser de una intensidad muy elevada, suele durar en total al rededor de 20 o 25 minutos o menos y como mucho 40 minutos, a diferencia del LISS que al ser menos intenso lo podemos mantener desde 45 minutos hasta más de una hora . Cuando realizas un cardio HIIT, se acelera tu metabolismo a causa de los cambios continuos de pulsaciones e intensidades. Por tanto, tu cuerpo quema calorías durante el entrenamiento  y después de él, incluso hasta 24horas. Otra característica por la cual muchos expertos recomiendan el HIIT para combatir la obesidad es que mantiene la masa muscular. Construir masa muscular cuando se quiere combatir la obesidad es importante porque los músculos queman más calorías en reposo que la grasa porque necesitan mantenerse. Entonces un tipo de entrenamiento como el HIIT que mantiene tu masa muscular y quema muchas calorías cuando se realiza y posteriormente es una gran opción, tanto para menores como para adultos.


 Esto no quiere decir que no sea recomendable realizar cardio LISS. Al contrario. También quema muchas calorías a pesar de dejar de gastar cuando acabas de realizarlo, lo puedes mantener mucho más tiempo que el HIIT y libera muchas endorfinas.     





Podemos concluir diciendo que tanto el HIIT como el LISS (combinados con un buen entrenamiento de fuerza) son buenas formas de combatir la obesidad, pero el HIIT es la más recomendada por los expertos por ser un entrenamiento muy efectivo. 





Noticia original aquí