diumenge, 19 de maig de 2019

La clave de la obesidad

La obesidad está reconocida por la OMS como un problema de salud pública mundial, ya que supone un factor de riesgo importante para las enfermedades crónicas, cardiovasculares y para ciertos tipos de cáncer; además, puede llegar a causar trastornos musculoesqueléticos e incluso la muerte prematura. Una dieta equilibrada y una buena actividad física ayudan a controlar el peso, sin embargo, se ha descubierto que nuestro cerebro también juega un papel importante en esto.
Un estudio publicado en "The Journal of Clinical Investigation" realizado por investigadores  del
Indicador del índice de masa corporal
Hospital Université de Montréal (Canadá), ha descubierto que la proteína de unión  ACBP, influye directamente en las neuronas ayudando a mantener un peso saludable. El estudio, realizado por el equipo de Thierry Alquier, reveló hace 3 años, que esta proteína permitía a los astrocitos  comunicar a las neuronas las variaciones que se producían en los ácidos grasos y los lípidos en la sangre; y de esta manera, que el cerebro pueda ajustar la ingesta de alimentos y el gasto energético.
Actualmente, han descubierto que las neuronas que reducen la ingesta de alimentos, llamadas proopiomelanocortinas o neuronas POMC, están situadas en  el núcleo arqueado del hipotálamo y en comunicación con los astrocitos que liberan la proteína ACBP. Por lo que en esta área del cerebro, encontramos dos tipos de neuronas con funciones opuestas: unas que producen un aumento en la ingesta de alimentos y las otras, las neuronas POMC, comunes a los animales y los seres humanos, que reducen la ingesta de alimentos y aumentan el gasto de energía. 
Estos científicos, mediante el estudio de ratones,
Neuronas POMC
han observado que al eliminar el ACBP en los astrocitos del núcleo arqueado promueven la obesidad en estos animales; mientras que, por el contrario, inyectándoles la proteína ACBP diariamente durante  5 días , conseguían la activación de las neuronas POMC y una reducción de la ingesta de alimentos en los ratones, obteniendo una pérdida de peso del 5%. Aunque estos avances, actualmente, están en la etapa de investigación básica y solo se han aplicado en ratones, se espera que en un futuro, pueda ser utilizado como tratamiento para reducir la obesidad en humanos.
En mi opinión este descubrimiento supone un gran avance para la medicina, ya que cada vez hay más obesidad en el mundo, cosa que origina muchos problemas de salud. Por lo que esta técnica podría facilitar la pérdida de peso a estas personas; pero eso sí, sin olvidar que depende de ellos, y que si no se lleva una dieta equilibrada  y no se realiza la actividad física  adecuada, ninguna técnica será totalmente eficaz.
Esta noticia esta relacionada con la asignatura de anatomía aplicada de 1º de bachillerato, ya que hemos estado estudiando la nutrición y el sistema nervioso, y este artículo relaciona las dos partes.
Esta noticia fue publicada por el periódico ABC el 17 de mayo de 2019. Para ver la noticia original pulse aquí. Imágenes extraídas de aquí y aquí.

1 comentari:

CFL ha dit...

Me parece un post muy bueno e interesante. Es sorprendente que independientemente del ejercicio que se realice o las dietas que lleves a cabo tu peso esté relacionado con el cerebro. Al principio me he quedado un poco impactada y he pensado que podría darse el caso de ser un tipo de pensamiento o reacción al verte en el espejo y o afrontar los cambios de dieta, pero no, está relacionado con una proteína de unión ACBP la cual influye directamente a las neuronas y hace que el individuo sostenga un peso saludable. Como ya ha comentado MPB esta misma proteína permite a los astrocitos, células que soportan las funciones neuronales, comunicar las variaciones que se producen en los ácidos grasos y los lípidos en la sangre a las neuronas. Gracias a esta información esencial, el cerebro puede ajustar la ingesta de alimentos y el gasto de energía y, en última instancia, controlar el peso de su propietario.
En mi opinión la obesidad es un tema muy actual de nuestros tiempos, ya que la gente no sigue una dieta equilibrada ni un estilo de vida saludable. Esto genera un montón de problemas de salud, sobretodo problemas cardíacos, diabetes (entre otras enfermedades crónicas), ciertos tipos de cáncer, etc.
Es recomendable que si sufres obesidad vayas a u nutricionista, donde ajustaran una dieta específica para tu cuerpo y las calorías que necesitas diariamente.
En esta página https://urbantecno.com/ciencia/comida-basura-cerebro hay información muy interesante y fácil de entender. Por ejemplo discute que una de las causas de la subida de peso podría ser dada por el olfato, así que si tenéis curiosidad entrad y pegar un vistazo.