diumenge, 5 de maig de 2013

La vitamina C puede evitar problemas pulmonares en los recién nacidos de mujeres fumadoras

Según un estudio que será presentado en unos días en la Academia de Sociedades de Pediatría en Washington, (EEUU), ingerir vitamina C durante el embarazo, ayuda a mejorar la capacidad pulmonar de los niños recién nacidos de mujeres que no han dejado de fumar durante el embarazo.

El estudio consistía en seleccionar a 159 mujeres que rondaran las 22 semanas de gestación del feto, establecer dos grupos las fumadoras y las no fumadoras y, que ambos grupos tomaran una cápsula al día que podría estar formada con la vitamina C o simplemente placebo.


Los investigadores realizaron una serie de pruebas en los bebés 48 horas después de nacer entre las que se encontraban : medir la capacidad pulmonar dentro y fuera, la facilidad para mover los pulmones y el tamaño de dichos pulmones. Y, los resultados mostraron que los bebés de las mujeres que habían tomado la vitamina C tenían una función pulmonar mejor que los bebés de las mujeres que habían tomado el placebo.

Además, los científicos mantuvieron el contacto con los padres de dichos niños para ver su evolución durante un año y, comprobaron que los niños que recibieron la vitamina C tuvieron muchos menos problemas pulmonares que los que recibieron el placebo.

En mi opinión, es un gran avance, ya que, puede ayudar a dichos bebés a no desarrollar ningún tipo de problema respiratorio durante su gestación pero, también, puede resultar perjudicial al cabo de un tiempo si se interpreta este avance como una solución para no dejar de fumar durante el embarazo en vez de interpretarlo como una ayuda para las mujeres que les es muy difícil dejarlo, ya que, siempre la mejor opción es no fumar durante esta época.