dijous, 7 de novembre de 2019

La grasa blanca y la marrón no "hablan" el mismo "idioma".

La grasa blanca y la marrón no "hablan" el mismo "idioma"


Tenemos dos tipos de grasa corporal: la blanca y la marrón, las cuales tienen pocas cosas en común, y mayoritariamente, son tan distintas que podríamos decir que no "hablan" el mismo "idioma".


Una de sus diferencias son sus funciones: la función de la grasa blanca es almacenar energía que el cuerpo pueda utilizar cunado los alimentos escasean, en cambio, la función de la grasa marrón es proporcionar calor al cuerpo, por lo tanto los bebes tienen mucha más grasa marrón ya que es importante a la hora de mantenerlos calientes.




Otra de sus diferencias es su localización, ya que la grasa blanca se encuentra en los muslos, el estómago y las caderas y la grasa marrón se encuentra en la columna vertebral, alrededor de la garganta y en los riñones.





Por otra parte tenemos sus beneficios:

-Beneficios de la grasa blanca: secreta proteínas que permiten una mayor elasticidad del tejido y produce y recibe señales de diferentes hormonas cómo la insulina.
   
-Beneficios de la grasa marrón: ayuda a quemar energía (cuanta más grasa haya más energía se quemará), es mejor que la grasa blanca en cuanto a  regular el sistema inmunológico celular  y segrega más de 100 proteínas que no son secretadas por la grasa blanca.


También podemos destacar la formación de la grasa marrón, ya que los científicos daneses que han realizado este estudio no están seguros de como se forma, pero, han encontrado una pista interesante: una de las proteínas que segrega la grasa marrón interviene en el desarrollo y maduración de  nuevas  células de grasa marrón para prepararlas para producir calor y energía.


Para finalizar, ambos tipos de grasa secretan proteínas que envían señales al resto del cuerpo. Por primera vez estos científicos han decidido mapear todas las proteínas que secretan estas grasas (las cuales utilizan para comunicarse con otras células) de los humanos adultos. Así han evidenciado que los dos tejidos grasos envían señales muy diferentes al cuerpo y hay gran diferencia entre ellos, "es como si hablaran idiomas muy diferentes" dijo Camilla Scheéle la líder del estudio que se ha publicado en la revista Cell Metabolism.

Esta noticia fue publicada en el diario ABC el  29/10/2019. Para ver la noticia original pulse aquí.



















1 comentari:

IE D X ha dit...

Este post me ha parecido muy interesante ya que no nos suelen hablar de las diferentes grasas del cuerpo y está muy bien saber que tenemos dos tipos de grasa y más si son tan diferentes.