dissabte, 9 de novembre de 2019

Viaje al fondo de un cerebro que no duerme

Diversos estudios en ratones han demostrado que realmente la falta de sueño desajusta el buen funcionamiento del encéfalo.
Empezó con la pregunta de por qué necesitamos dormir, a parte de para consolidar nuestra memoria y permitir al organismo realizar una limpieza general. Ya se había observado que por la falta de sueño se habían dado numerosos casos de obesidad, o enfermedades cardiovasculares y hasta podría llegar al cáncer. Pero en estos dos estudios realizados, se llevó una observación más precisa a nivel molecular.


cerebro humano
Cerebro de un ratón.
Lo primero que hicieron fue crear en los ratones una especie de "rutina" similar a la que llevan los humanos en su día a día. A un grupo de ratones les permitieron dormir 12 horas diarias, y al otro se les interrumpía ocasionalmente el sueño, durmiendo en total 4 horas. Al mismo tiempo analizaban la transcripción de proteínas y la fosforilación (es decir, el transcurso de transportar la energía allí donde se necesita) y estudiaron el tipo de moléculas producidas a lo largo del día en los lugares donde se desarrolla la memoria y el aprendizaje.

Lo primero que encontraron los científicos fue que, ya que nuestros ciclos de sueño están tan marcados, estos se descomponen cuando no hay descanso. Seguidamente, analizaron una muestra de ARN mensajero, encargado de producir proteínas, y observaron algo muy curioso: así como en cerebros que descansan, mientras dormimos el ARNm se encarga de producir proteínas allí dónde ocurren las sinapsis para potenciar las funciones cognitivas. Pero en cambio, cuando el cerebro no descansa, el ARNm está en su sitio pero no produce proteínas.

Imagen relacionada
La falta de sueño produce falta de concentración. 

Así pues, se concluyó que los ratones que no dormían perdían casi el cien por cien de su capacidad cerebral. Esta conclusión ha llevado a los científicos a pensar que sería posible crear un fármaco capaz de eliminar los daños causados en el cerebro por la falta de sueño.
La noticia original proviene del periódico El País
También la revista Science ha compartido un artículo sobre la investigación.

1 comentari:

M S B ha dit...

Esta noticia me ha parecido muy interesante sobre todo para nosotros, los estudiantes, ya que estamos acostumbrados a no dormir las horas que necesitamos. Estamos expuestos a un estrés constante provocado por exámenes, trabajos, deberes, etc. por no hablar de los extraescolares. En resumen estamos tan ocupados que utilizamos el tiempo de descanso para acabar lo que no nos ha dado tiempo a hacer a lo largo del día, sin ser conscientes de lo que esto supone para nuestro organismo.

Este post recoge a la perfección un gran factor negativo que desencadena la falta de sueño. Cabe recordar que este problema también provoca la incapacidad de prestar atención, la pérdida de tejido cerebral y es un factor determinante para la aparición de patologías neurodegenerativas, como el Alzheimer. Aquí adjunto una noticia con más información sobre esto : PULSA AQUÍ .

Creo que es importante hacernos conscientes de este problema para cambiar nuestros hábitos de descanso y evitar estos problemas tan graves. Aquí dejo un video que explica algunas de las consecuencias que conlleva la falta de descanso.