divendres, 1 de novembre de 2019

EL VIRUS DEL SARAMPIÓN DESTRUYE EL SISTEMA INMUNE

Dos investigaciones independientes, nos avisan sobre el riesgo que desconocemos sobre no vacunar a los niños del sarampión. Se hizo un estudio con 77 niños no vacunados antes y después de la infección por sarampión y han observado que la infección puede dañar la inmunidad contra virus y bacterias creando 'amnesia inmune' esto hace que las personas sean mas débiles a infecciones por otros patógenos, casi igual de indefensas que un recién nacido.
Es necesario vacunarse ya que no solo impide el sarampión, sino también entorpece el debilitamiento de la 'inmunidad colectiva' de otros tipos de patógenos como virus o bacterias. El sarampión es uno de los virus mas contagiosos.

La vacunación ha reducido un 88% los casos de sarampión, salvando 21,1 millones de vidas, pero hay gente y religiones que están en contra de la vacunación y eso ha hecho que este virus continué afectando a 7 millones de personas. En EE.UU se están produciendo brotes epidémicos.

El virus es mucho más perjudicial de lo que pensamos, y la vacuna mucho más eficaz, para ayudar a estimar el impacto de la vacunación. Un grupo de investigadores han analizado si el sarampión puede realmente facilitar una supresión de la respuesta inmune, y si esta puede mantenerse durante meses o años incluso después de la desaparición de los síntomas visibles, como la característica erupción.
Esta hipótesis gracias a previos estudios incluye la evidencia de que el sarampión con hasta el 50% de las muertes infantiles son por esta enfermedad.
Se analizó en un estudio publicado en Science, que con muestras de sangre de 77 niños no vacunados antes y después de un brote de sarampión, se dieron cuenta de que el virus borra la memoria inmune ante patógenos previos, ademas elimina entre el 11 y el 73% de los anticuerpos protectores de los niños, las proteínas de la sangre que recuerdan virus previos y ayudan al cuerpo a evitar infecciones repetidas. Sin estos anticuerpos los niños pierden muchas de sus defensas inmunes y se vuelven mas débiles a los virus que ya conocieron y acabaron con ellos.

Gracias a la tecnología de detección de virus se dieron cuenta de que los anticuerpos de los niños estaban desapareciendo, pueden identificarse incluso todos los virus que han infectado a un individuo, usando solo una gota de sangre. VirScan puede detectar anticuerpos contra el ViH, la gripe, el herpes y cientos de otros virus pero les costo mucho detectar el del sarampión
En 2013, Swart en Rotterdam habia cogido muestras de sangre a niños no vacunados, se produjo una epidemia y los investigadores regresaron para cogerles otra vez muestras de sangre. El tiempo promedio fue de 10 semanas. Elledge 10 años después analizó las muestras usando VirScan, no tuvieron ningún inconveniente para ver los anticuerpos de los niños que parecían estar desapareciendo, después de la infección los anticuerpos de los niños se habían reducido el 33 o 44%.
Al comparar los datos de las células B de los niños antes y después de la infección se dieron cuenta de dos indicaciones de supresión inmune del sarampión: la reposición incompleta del grupo de células B y la memoria inmune comprometida debido al agotamiento de los clones de células B.
En mi opinión creo que es necesario vacunarse para evitar las infecciones tanto del sarampión como de otros virus.
Esta noticia esta relacionada con la asigantura de 2 de bachillerato ya que en nuestro temario que trabajaremos lo podemos encontrar.
Esta noticia fué publicada el 31 de octubre de 2019. La información esta extraída de esta noticia la primera imagen y la segunda.  

1 comentari:

GM P X ha dit...

Muy buen post, y también muy importante para conocer los riesgos que conlleva tomar la decisión de prescindir de las vacunas. Está claro que no afecta a todos de la misma manera, pero pese a ello, tarde o temprano aparecen señales o déficits en el sistema inmunológico.
Desde el descubrimiento de las vacunas , estas se han convertido en una de las medidas sanitarias más efectivas frente a enfermedades que tiempo atrás eran epidémicas y mortales y que ahora están (en gran parte) erradicadas.
Además, la vacunación no solo ayuda a las personas que siguen el calendario de vacunación, también actúan en el entorno de ellas frenando la expansión de gran cantidad de virus.