dilluns, 23 de febrer de 2015

Herencia biológica materna, transmitida por bacterias.

La genética es la parte de la Biología que se encarga del estudio de la herencia biológica.

El color de los ojos, del pelo o la estatura son algunas de las muchas cosas que son transmitidas de una generación a la siguiente, a través del ADN que constituyen los genes, y estos se transmiten sin alterarse ni mezclarse unos con los otros.



Un estudio reciente muestra en ratones que el ADN de las bacterias que viven en el cuerpo de la madre pueden transmitir un rasgo a la descendencia, algo muy parecido a lo logrado por el ADN de los padres.

Con este nuevo hallazgo los científicos deben considerar un nuevo y notable factor, el ADN de los microbios transmitido de la madre al hijo o hija, en los esfuerzos para entender cómo influyen los genes en la enfermedad y en la salud.

Aunque las bacterias tienen pésima fama, por ser conocidas sobre todo por su papel en las infecciones dañinas, sabemos que gracias a ellas se realizar procesos sin los cuales el ser humano no sobreviviría, y un ejemplo es la metabolización de la lactosa, iniciada al recibir la primera leche materna cuando acabamos de nacer.

Tal y como la ciencia moderna reveló poco a poco, estas bacterias son solo una pequeñísima fracción de las comunidades bacterianas que viven dentro y sobre nuestros cuerpos. La gran mayoría de estas bacterias son comensales, es decir, que no nos causan daño, todo lo contrario, en bastantes casos pueden beneficiarnos.

Fotografía 3D de una comunidad bacteriana


Las bacterias comensales influyen en rasgos como el peso y el comportamiento, pero, hasta ahora, se pensaba que las bacterias ejercían estos efectos cuando eran adquiridas, durante la vida de la persona.

En referencia a las comunidades bacterianas, Maldonado Contreras explicó que la primera comunidad de bacterias proviene de la madre, del momento del parto. Así fueron los hallazgos de un grupo de investigadores venezolanos, liderado por la doctora María G. Domínguez-Bello, en colaboración con científicos estadounidenses, quienes encontraron que el microbioma de los recién nacidos es similar al de la vagina o la piel de sus madres.


Los doctores Thad Stappenbeck y Herbert W. Virgin IV, de la Escuela de Medicina de la Univestidad Washington en San Luis, Misuri, EEUU, realizaron un estudio y fue el primero que mostró que el ADN bacteriano puede ser transmitido de la madre a sus hijos o hijas de una manera que afecta a rasgos específicos, tales como la inmunidad y la inflamación




De este modelo ampliado de herencia biológica, surgido de lo descubierto en el nuevo estudio, podría conducir a una visión más complicada pero también más exacta de cómo los genes humanos, bacterianos e incluso virales influyen en la salud humana.


Este post está relacionado con el tema de Herencia y Genética en el libro de Biología de 2º de Bachillerato.

Para saber más sobre genética pincha aquí

Fuente de información Noticiasdelaciencia

1 comentari:

Anna Ahicart ha dit...

Las bacterias ejercen una gran función en nuestro cuerpo en muchos niveles, desde la piel al aparato digestivo.
Como bien has dicho algunos de estos microorganismos se adquieren en el parto. Se han realizado estudios en los que se advierte que los niños nacidos por cesárea son, a los dos años, cinco veces más propensos a sufrir alergias, a causa de su sistema inmunológico "anormal", ya que la composición de microorganismos es diferente a las de aquellos niños nacidos en parto natural.
Dejo más información en el siguiente post: http://longevidadynutricion.info/bebes-cesarea-funcion-inmune-anormal/