dijous, 19 de febrer de 2015

Una bacteria de diseño convierte la energía solar en combustible líquido




Un equipo formado por diferentes investigadores de la Universidad de Harvard han creado un sistema el cual utiliza bacterias para convertir la energía solar en combustible líquido

Este trabajo consiste en una ''hoja'' artificial que emplea un catalizador para hacer que la luz solar se utilice para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno mediante el uso de una bacteria, llamada Ralstonia Eutropha la cual está diseñada para convertir el dióxido de carbono en isopropanol. Los investigadores llamaron a este sistema 'hoja biónica' y constituye la prueba irrefutable de que se puede almacenar la energía solar en forma de combustible líquido.

Esta nueva técnica es bastante simple y fácil de usar, además esta está formada a base de materiales baratos y fácilmente accesibles, de esta forma, esta 'hoja biónica' es una buena propuesta para sustituir a el petróleo. Ahora los científicos se encuentran con el desafío de aumentar la producción de su creación bacteriana hasta el 5% de eficiencia.



Para más información: Aquí

Esta noticia la podríamos relacionar directamente  con el apartado de Microbiología y Autoconservación del libro de Biología de Segundo de Bachillerato.