diumenge, 22 de febrer de 2015

Mapa del epigenoma humano

La epigenómica es una rama de la ciencia que se dedica a investigar la forma en que está empaquetada la información genética. Las modificaciones químicas que tiene esta envoltura, afecta a la expresión o no de un gen y la relación que éste establece con sus pares.



Diez años después del Proyecto Genoma, el cual fue un gran logro pero no llegó a proporcionar todas las respuestas que los investigadores esperaban obtener, llega así el mapa del epigenoma humano.


El mapa del epigenoma humano es un proyecto muy deseado por los investigadores pero del que sólo pueden formar parte algunos investigadores coordinados desde los Institutos Nacionales de Salud (NIH) estadounidenses y nos presentan la maquinaria que regula la activación genética y las funciones celulares.
Cuando hace aproximadamente 3 años, el Proyecto Encode afirmó que cientos de miles de fragmentos de nuestro genoma, considerados deshechos, se equivocó, estos estaban en realidad dedicados a funciones directivas, es decir, a regular cómo y cuando los genes deben llevar a cabo su función.

El nuevo mapa epigenético se basa en este estudio para identificar cómo los genes se 
activan y desactivan en nuestro organismo.





Los resultados de esta investigación se presentan en varias revistas del grupo Nature, y son solamente un resumen de lo descubierto en 5 años de progresos en el proyecto.

Más de 20 estudios fueron publicados ayer en la revista científica Nature, pero estos son solamente un resumen de lo descubierto en 5 años de proyecto y toda la información del mapa epigenómico estará disponible para los investigadores de todo el mundo, financiados con 190 millones de dólares por el NIH.

Manel Esteller, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge, forma parte del proyecto Blueprint, equivalente europeo al proyecto americano explica que el proyecto ahora presentado incluye 111 variedades epigenomicas humanas dentro de la larga y complicada molécula de ADN de nuestra especie. 

Todas las células del cuerpo humano tienen el mismo genoma, pero diferentes epigenomas. Cuando las células madre se diferencian hacia un tejido cambia su epigenoma. Diferentes epigenomas se asocian a diferentes localizaciones del ADN dentro del núcleo de las células y que variaciones genéticas, como mutaciones, tienen un efecto sobre los patrones epigenéticos.

Los hallazgos que resume el investigador se han obtenido a partir de elementos que controlan la expresión génica en 127 tipos de células y tejidos adultos y embrionarios procedentes de personas sanas y enfermas.


La epigenética es reversible y mutable. Factores como la dieta, la contaminación, la edad o incluso el estado de ánimo influyen en esas marcas químicas. De manera que, al contrario de lo que podríamos pensar, nuestro destino no está escrito en los genes, sino en el modo en que los genes se ven afectados desde fuera.

Pero la variedad de factores ambientales es tal que resulta casi imposible controlar la fuerza de la epigenética. Y ese control sería muy útil para entender por qué se producen algunas enfermedades.

De ahí que este primer mapa del epigenoma humano sea una noticia tan prometedora como lo fue en su día el mapa del genoma humano.

Noticia extraída del apartado de Ciencia, diario ABC

1 comentari:

Alicia Rizo ha dit...

Sinceramente, me parece un post muy interesante porque conocer el genoma humano fue muy importante pero más aun lo es conocer cuando se activan o no estos genes. Este descubrimiento ayudará significativamente a conocer el origen de algunas enfermedades y los posibles tratamientos a seguir. http://www.elmundo.es/salud/2015/02/18/54e47dc5268e3e46728b457c.html