dimecres, 25 de febrer de 2015

Regeneración de la córnea del ojo con la ayuda de las células madre de las muelas del juicio.

Un nuevo estudio descubierto por el equipo de James Funderburgh y Fatima Syed-Picard, de la Universidad de Pittsburgh en Pensilvania, Estados Unidos demuestran que las células madre procedentes de la pulpa dental de las muelas del juicio se las puede inducir a que den lugar a células de la córnea del ojo, y podrían en el futuro ser utilizadas para reparar las cicatrices en la córnea provocadas por una infección o una herida, según su nueva investigación. Los resultados de esta indican que también podrían convertirse en una nueva fuente de tejido corneal para trasplantes, hecho a partir de células del propio paciente.
La ceguera corneal, que afecta a millones de personas en todo el mundo, se trata habitualmente con trasplantes de córneas de donantes. Sin embargo, la escasez de córneas procedentes de donaciones, y la reacción de rechazo del sistema inmunitario contra el nuevo tejido, situaciones ambas muy frecuentes, pueden desembocar en una pérdida de visión permanente.
Esta nueva investigación es prometedora porque utilizar las propias células del paciente para el tratamiento podría evitar estos problemas.

Unos experimentos llevados a cabo por los autores del estudio han mostrado que las células madre de la pulpa dental, obtenidas a partir de extracciones rutinarias de muelas del juicio humanas, pueden ser inducidas a dar lugar a células estromales corneales llamadas queratocitos. El propio equipo inyectó los queratocitos así obtenidos en las córneas de ratones sanos, donde se integraron sin señales de rechazo. También utilizaron las células para desarrollar modelos de estroma corneal parecidos al tejido natural.

Lo último que queda de esta investigación será verificar si la técnica puede corregir de manera eficaz cicatrices en la córnea de animales.

Para más información aquí