dissabte, 21 de febrer de 2015

La sexta extinción, esta vez marina

Durante ese largo tiempo trascurrido desde el inicio del primer organismo vivo hasta nuestros días, se conocen diversas catástrofes de inmensa envergadura que han ocurrido en la Tierra. Sus magnitudes han sido tal que las consideramos como extinciones masivas, que afectaron a todo el ecosistema, acabando con muchas especies y alterando la estructura geográfica.
Se conocen unas 5 grandes extinciones en nuestro planeta, pero antes de que finalizara el 2014, expertos en este tema alertaban sobre la sexta gran extinción en la historia de la Tierra.
Imagen cronológica de las 5 extinciones masivas.
Desde el sigo XVI se sabe que han desaparecido más de 500 especies de animales terrestres de la superficie de nuestro planeta, por lo que se llama la era de la defaunación. Ahora un estudio advierte de un futuro similar para la fauna marina.
Algunos expertos estadounidenses afirman que por la extinción de algunas especies terrestres y las tendencias oceánicas, la defaunación marina se verá afectada muy rápidamente a medida que aumente la industrialización de los océanos.
Las cinco extinciones masivas registradas durante los 3.500-3.800 millones de años que se cacula que tiene nuestro planeta fueron provocadas por catástrofes naturales (gran actividad volcánica, cambios climáticos..), pero la que es más conocido fué la que se produjo hace aproximadamente unos 65 milliones de años, cuando un gran meteorito golpeó, lo que hoy es conocido como la Península del Yucatán, en México, y puso fin a casi el 75% de las especies, incluidos los dinosaurios. Pero ahora, es el ser humano el causante de la próxima.

El inicio de la Revolución Industrial en la segunda mitad del siglo XVIII, en Gran Bretaña, fue el punto de inflexión a partir del cual comenzó a acelerarse la extinción de animales, ya sea por la caza, la expansión de las tierras de cultivo y las fábricas, que acabaron con sus hábitats naturales. Hoy en día, los países ricos que cometieron estos errores intentan que los países en desarrollo no sigan sus pasos.
Defaunación marina: pérdida de animales en el océano global, es un articulo publicado en una importante revista científica como es la revista Science, que denuncia la expansión de este modelo de crecimiento tan dañino para nuestros océanos y mares. 
Los autores de la investigación aseguran: "A pesar de nuestro retraso en el inicio, los humanos han cambiado ya prácticamente todos los principales ecosistemas marinos".

El constante aumento de el número de embarcaciones pesqueras que faenan en los mares y los caladeros, cada vez más sobreexplotados, no ayudan a salir de este problema.
Con las nuevas tecnologías de los navegadores por satélite en las flotas industriales destuyen poblaciones enteras de peces y los fondos marinos con las técnicas de arrastre.
A pesar de que estos sólo suponen el 2% de los pesqueros mundiales, tienen una capacidad de capturar pescado sobrecogedora, en comparación con el resto de las embarcaciones.
Greenpeace denuncia esta práctica mediante su informe Monster Boats: una lacra para los océanos
Las piscifactorías en los océanos se ha convertido en una técnica muy utilizada por los pescadores.
Estas necesitan de grandes extensiones de océano para su actividad, que contaminan y alteran el medio acuático con los piensos y productos químicos suministrados a los peces para su alimentación y desarrollo.
A estos múltipes usos industriales habría que añadirles también los efectos del cambio climático, ya que según los expertos, tienen un mayor impacto en la fauna marina que en la terrestre.
En el mar, como si de una pecera se tratara y los que tienen o han tenido alguna lo sabrán, en cuanto la temperatura del agua se eleve un poco más de lo habitual, la acidez de esta aumenta y los peces empiezan a tener serios problemas o enfermedades, en los océanos pasa exactamente igual.
Algunos investigadores consideran que bajo el mar se están produciendo diferentes tipos de extinción., la local, la comercial y la ecológica.
Los próximos 100 años pueden ser clave para la vida salvaje en los océanos tal y como los concemos, así que hay que actuar con rapidez.

El profesor Douglas McCauley, profesor en la Universidad de Santa Barbara en California, y autor del trabajo, opina que "Debido a que ha habido menos extinciones en los océanos, todavía disponemos de los elementos necesarios para la recuperación"
El futuro del océano aún está por determinar según los autores de esta investigación.
Podemos meter la pata hacia adelante y cometer los mismos errores en el mar que los que cometimos en la tierra o podemos trazar un futuro diferente y mejor para nuestros océanos.
A finales de enero se dió un gran paso en la protección de los océanos con un acuerdo en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Los delegados allí presentes se comprometieron a elaborar un tratado internacional para conservar la vida marina en las grandes áreas de las llamadas aguas internacionales. Estas constituyen casi la mitad de la superficie de la Tierra e incluyen algunos de los ecosistemas más importantes de nuestros océanos.
El Comité Preparatorio comenzará a trabajar a principios del próximo año para poder presentar su informe en 2017 en la Asamblea General de la ONU. Este informe se podría aprobar en septiembre de 2018.
Aunque aún con muchas incertezas, la comunidad internacional empieza a ocupar el lugar que le corresponde para salvar así los ecosistemas marinos y el planeta.
Para saber más sobre las 5 principales extinciones masivas haz click aquí
Para otros articulos relacionados con la defaunación haz click aquí
Noticia extraída de ecoavant