divendres, 18 de maig de 2012

Transferencia selectiva de embriones


Actualmente se está intentado evitar los embarazos múltiples haciendo cada vez más  transferencias selectivas de uno o dos embriones. Javier Marqueta director del instituto balear de infertilidad afirma que no hay que suponer directamente que el embarazo múltiple sea un riesgo ya que existen muchos casos naturales de él lo que hace es aumentar el riesgo tanto en los hijos como en los padres. Así pues se intenta evitar los embarazos múltiples en pacientes sometidos a técnicas de reproducción asistida.
Los riesgos de la madre son padecer hipertensión arterial, cesáreas y patologías placentarias y para los fetos son que nazcan prematuros y con bajo peso. Esto es perjudicial porque el 25% de los casos de reproducción asistida termina en embarazo general. Así pues el objetivo es mejorar la transmisión de un único embrión sin que esto suponga una disminución de las posibilidades de padecer el embarazo aunque esto supondría un aumento en los costes.
Relacionada con estos embarazos múltiples encontramos la estimulación ovárica que consiste que los óvulos perdidos en la mujer sigan su crecimiento y puedan ser fecundados. El problema que reside en la estimulación es una hiperestimulación de este que provoca la producción de un gran número de óvulos y una respuesta hormonal que tiene la posibilidad de generar alteraciones.
Así pues las técnicas de reproducción asistida tenemos que tener en cuenta las consecuencias que puede suponer intentarlo y por eso es necesario que las técnicas mejoren para que las mujeres con cualquier tipo de problema puedan realizarse como madres sin padecer ningún tipo de riesgo extra, únicamente con los mismos riesgos de un embarazo natural.

1 comentari:

Patricia Dragut ha dit...

La verdad es que es un gran avance , porque muchos padres que no pueden tener hijos acuden a la inseminación artificial pero el problema viene cuando el embarazo es múltiple ya que es un riesgo para la madres.
Que tenga un mayor coste no creo que sea un problema o un impedimento a las parejas que deseen seguir este método.