dissabte, 19 de maig de 2012

La primera terapia para alargar la vida


Según la noticia publicada en el periódico ElMundo el pasado 15 de Mayo de 2012, un grupo de Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han probado con éxito la primera terapia génica contra el decaimiento del organismo asociado al envejecimiento. Este trabajo desarrolla una estrategia para combatir el envejecimiento que nunca antes se había utilizado, que actúa directamente sobre los genes, pero que se aplica en animales y una única vez. Dicha terapia consiste en lograr que las células expresen telomerasa, la enzima que ralentiza el reloj biológico. Esta terapia aplicada en ratones mejoró sensiblemente la salud de los animales, retrasando la aparición de enfermedades asociadas a la edad tales como la osteoporosis y la resistencia a la insulina. Dicho estudio demuestra que es posible desarrollar una terapia génica contra el envejecimiento con telomerasa sin aumentar por ello la incidencia de cáncer. Los organismos adultos acumulan daños en el ADN resultado del acortamiento de los telómeros, pues bien, la producción de telomerasa es capaz de reparar p retrasar este tipo de daño.
Dicha terapia consiste en tratar al animal con un virus cuyo ADN ha sido modificado (ha sido sustituido por la enzima telomerasa). La telomerasa repara los extremos de los cromosomas (telómeros) y al hacerlo frena el reloj biológico de la célula y por consiguiente, del organismo. El virus empleado para llevar el gen de la telomerasa a la célula derivan de otros no patógenos en humanos y que no tienen capacidad para replicarse. Por tanto son muy seguros, ampliamente usados en terapia génica con un gran éxito en el tratamiento de la hemofilia y enfermedades oculares.
Los expertos aseguran que aunque este tratamiento no es aplicable en humanos a corto plazo, sí podría abrir una vía al tratamiento de enfermedades relacionadas con la presencia en los tejidos de telómeros anómalamente cortos, como algunos casos de fibrosis pulmonar humana.