dissabte, 16 de febrer de 2019

Sacrificarse por tu pareja, cuestión de hormonas

Desde siempre, los humanos tendemos a sacrificarnos y hacer cualquier cosa para que nuestra pareja sea feliz.
Lo que no sabíamos es que este altruismo y empatia con nuestra pareja tiene una explicación química, en concreto hormonal.



Estudios han comprobado que en algunas personas existen ciertas modificaciones en la secuencia de los genes de dos hormonas, la oxitocina y la vasopresina (hormonas que actúan como neurotransmisores en áreas concretas). Estas modificaciones influyen en la persona, que reacciona más intensamente que otra sin estas modificaciones ante la imagen, ya sea feliz o triste, de su pareja.

Para realizar este estudio y comprobar la relación entre estas dos hormonas y el nivel de empatía hacia la pareja se necesitaron 18 parejas de recién casados. Se observó que la actividad de estas dos hormonas (con y sin modificación genética) aumentó  en respuesta a las emociones de la pareja. Aunque también se observo que dicha respuesta fue bastante mayor en las personas que tenían esta mutación genética. Por otro lado, también se pudo observar que no hubo casi augmento de actividad hormonal ante manifestaciones de emociones en rostros extraños.

Esta capacidad de reacción ante los sentimientos de la pareja debida a las dos hormonas originaría el sacrificio y el altruismo por satisfacer al cónyugue.

En mi opinión es una noticia muy interesante ya que, como dicen los investigadores, el conocimiento de los factores que llevan a el altruismo y la empatía podrían transmitirse y este hecho favoreceria la supervivencia tanto de la pareja como de la especie.

Esta noticia la podemos relacionar con el tema de genética de la asignatura de 2ºBAC.
Para obtener más información sobre la noticia publicada el día 14 de Febrero de 2019 en la revista "Investigación y ciencia" pulse aquí.