dimarts, 1 de març de 2011

El archivo criminal bacteriano.


Hace unos días se publicó en el diario Público una noticia muy interesante para todos nosotros debido a la proliferación que tienen hoy en día las armas biológicas. El Centro Nacional de Contraproliferación de EEUU ha recreado cómo sería un ataque con armas biológicas en tres de sus ciudades y pretende encontrar un modo de averiguar la autoría de los hechos.

La bacteria con la que se habría atacado a la población en cuestión sería la Francisella tularensis, una de las armas más infecciosas conocidas en cuanto a armas biológicas se refiere. Solo 10 0 15 bacterias de estas pueden causar la muerte por tularemia pulmonar. Esta bacteria ya ha sido usada más veces a lo largo de la historia y por eso no se descarta que se pueda volver a utilizar contra la población.




El servicio de defensa ha mandado a un comité secreto de científicos llamado JASON que evalúe la situación y dictamine una resolución. La polémica ha llegado cuando el informe enviado al grupo de científicos pedía la creación de una especie de biblioteca o inventario que recogiese muestras de todas las cepas del mundo para poder establecer la procedencia de las bacterias en caso de ataque.

Por ahora parece difícil que se cree dicho bestiario, ya que según parece la JASON ha dictaminado como improbable un ataque con esta bacteria en concreto.

No obstante, me parece interesante la posibilidad de crear una especie de registro de este tipo, ya que en un futuro puede que no la necesitemos para dictaminar la autoría de ataque sino para alguna otra tarea. En un país como Estados Unidos, todo es posible y, visto lo visto, no parece tan complicado crear un archivo de este tamaño.



2 comentaris:

Regina Oceanía ha dit...

Es interesante, porque la historia nos dice que muchos grandes descubrimientos científicos se llevaron a cabo "de casualidad", cuando lo que en realidad se buscaba era un nuevo método o arma para la guerra, y que luego han tenido grandes repercusiones en la medicina y en la ingeniería. A lo mejor ahora parece no tener ninguna utilidad, pero muchas bacterias extrañas luego han servido para grandes estudios.

pablogilp ha dit...

Tenéis razón las dos yo también creo que esto puede ser un gran descubrimiento en un futuro aunque en un principio se utilice como un arma de guerra. Así creo que esto podría servir para combatir algún tipo de virus quizás. No sé pero es interesante esta noticia.