dijous, 17 de març de 2011

Púas en el pene



En esta noticia de El nacional y que se basa en la revista científica Nature,se defiende la idea de que en un pasado posiblemente tuvimos el pene con espinas.


Esta noticia se basa en la investigación de un equipo de científicos de la universidad de Stanford, los cuales analizaron el genoma humano, el de los chimpancés, el de los macacos y pudieron observar como una secuencia del ácido desoxirribonucleico (ADN) que se encargaba de la producción de estas espinas había desaparecido en los seres humanos, pero no en los primates. Estas púas que los hombres hemos perdido todavía se pueden observar en los órganos de los chimpancés, los gatos y los ratones entre otros.

Se cree que estas espinas pueden dar tanto placer como dolor y aunque su función no está del todo clara se piensa que puede augmentar el estímulo para el varón o que sirve para la inducción a la ovulación femenina.

Algunos científicos señalan que su función evolutiva puede haber sido eliminar el material que los machos de algunas especies dejan en los genitales femeninos para evitar que otros varones puedan fecundar a la hembra.Esta eliminación de las espinas es muy útil para la humanos ya que más que por fecundación las relaciones sexuales las tenemos por puro placer en cambio en los animales puede ser bastante bueno ya que elimina la posibilidad de que dos macho fecunden a la misma hembra y por tanto con esto únicamente se transmitirán los genes del macho dominante, el cual supuestamente

tiene los mejores genes de la zona.

Según el estudio esta perdida de las púas se debe al incremento de una extensión de regiones específicas del cerebro humano y los cambios en el cortejo humano que ``ya no es lo que era´´. En el pasado se cortejaba a las mujeres para fecundarlas y que tus genes se transmitieran actualmente se hace por puro placer y con la perdida de estas púas la copula humana puede ser más larga.


En resumen la especie humana ha perdido las espinas o púas que teníamos en el penes por el cambio en las relaciones sexuales que han pasado de ser por reproducción a ser por placer.


Aquí os dejo un vídeo de la evolución humana, en la cual nos explica que provenimos de los monos y por eso nuestro parecido con ellos incluso en el pene.

1 comentari:

Rafa Dep.BioGeo ha dit...

Interessant post,probablement la mutació apareguda en els individus que van deixar de tindre punxes, els va afavorir a la llarga, tenint la possibilitat de poder aparellar-se més i/o millor que els que en tenien, i poc a poc va anar distribuint-se entre la població aquest nou material genètic