dimarts, 2 de novembre de 2010

La enfermedad de la niña del exorcista.


Hoy mismo, 2 de noviembre ha salido a la luz una noticia en el diario Europa press de lo más interesante y al mismo tiempo, y en todo lo posible, divertida.
Resulta que un investigador catalán, Josep Dalmau, ha descrito la enfermedad de la niña del exorcista, dejando así al descubierto que lo que para muchas personas era un exorcismo, una prueba de la existencia de la religión es tan sólo una enfermedad.


Dicha enfermedad, que parece ser la llamada Encefalitis por anticuerpos contra receptores NMDA, consiste en anticuerpos que atacan a las proteínas neuronales más importantes y que provocan un trastorno, muchas veces confundido con esquizofrenia y con las consabidas posesiones del diablo. Estas proteínas son cruciales porque se encargan de los circuitos del cerebro, la memoria y el aprendizaje, y la alteración; todo esto conlleva los síntomas que a continuación se citarán.
Primero hay que aclarar que síntomas como rotar la cabeza 360º o hablar idiomas desconocidos no son más que ficción; la realidad es que el trastorno provoca contorsiones en todo el cuerpo, son llegar a ser extremas, así como la deformación del lenguaje hasta hacerlo incomprensible. Otros de los síntomas son las alucinaciones, visiones de muertos, el convencimiento de estar en contacto con Dios y de saber la verdad absoluta de las cosas...
No obstante la macabra descripción de la enfermedad, el 80% de los pacientes que la sufren la superan.

También concuerdan síntomas como la edad en que se desarrolla esta enfermedad, pues en las películas sobre exorcismos los afectados suelen ser jóvenes de entre 18 y 20 años, así como niños y adolescentes. Si conocemos alguna películas sobre exorcismos, como El exorcista o El exorcismo de Emily Rose comprobaremos que sus protagonistas tiene sobre esa edad.

La iglesia también se ha hecho eco de esta noticia, recogiéndola en el noticiario Demócrata Cristianos Del Mundo, y desmonta así las creencias de muchas personas religiosas, pues, aunque parezca imposible, aún hay muchas personas en el mundo que creen en las posesiones diabólicas.
La aparición de esta investigación no hace más que reafirmar lo que para mí ya era un hecho, los hechos sobrenaturales no existen, todo se puede explicar mediante la ciencia.
Además, se ha desmontado otro de los mitos religiosos, que tanto daño han hecho a lo largo de la historia en el mundo, tales como los milagros o las resurrecciones, ya es hora de acabar con ellos.

Para finalizar he encontrado en youtube diversos vídeos sobre el tema que quizá os puedan interesar. Uno es sobre la película del exorcista, otro sobre la película El exorcismo de Emily Rose, una película basada en hechor reales.






3 comentaris:

Cristina Mendoza ha dit...

Me parece un tema bastante interesante ya que por fin se le ha dado una explicación lógica y razonable a un hecho sobre el que tanto se ha especulado. He buscado información sobre el tema pero al haber sido publicada la noticia hoy mismo no he encontrado ninguna información que pueda aportar datos nuevos.
A ver si con esta noticia los religiosos dejan de una vez de buscarle a todo la parte religiosa y a ver si de paso dejan de hacer películas tan malas.

Rafa Mollà ha dit...

Si ens donem compte, quan no sabem donar una explicació "científica" a un determinat tema, quasi sempre intentem explicar-ho des del punt de vista de la religió, el dimoni, Déu , etc; i poc a poc es van aclarint moltes coses.
Interessant post

nchillidaz ha dit...

Que increíble este post. Me parece interesantísimo desmentir lo que la religión nos hace ver dándole un enfoque científico. Con estas cosas te das cuenta de como avanza la ciencia y de como seguirá avanzando ya que sacando noticias de este tipo se podrán desmentir muchos hechos sobrenaturales que los cineastas y la iglesia nos hacen creer.
Curioso científico el que buscó la enfermedad ya que no hace falta para conocer exorcismos recurrir a pleículas realmente, es decir, en zonas del interior norte de Castellón siempre han sido muy creyentes de este tipo de hechos. Ahora descendientes de aquellas familias, en caso de ser conocedores de esta notícia, dormirán más tranquilos...además seguro.