dilluns, 11 de febrer de 2013

El azar puede causar diferencias cerebrales


Un grupo de investigadores españoles ha descubierto que las colisiones que se producen al azar entre las neuronas durante el periodo de desarrollo del cerebro crean, cuando no hay señales que las guíen, patrones ordenados. Esto explicaría las diferencias que hay en la organización del cerebro en miembro de una misma especie.

La corteza cerebral es una región del cerebro que consigue el máximo desarrollo en los humanos y algunos primates, necesita para su formación señales químicas las cuales dirigirán a las células por las que está compuesta a la posición que deben ocupar y a la función que tendrán que realizar. Un ejemplo de células que no ocupan su posición guiadas por señales químicas son las células de Cajal-Retzius (descubiertas por Ramón y Cajal, controlan la clasificación de la corteza por capas neuronales y su dispersión ocurre durante etapas tempranas del desarrollo embrionario) ya que otros investigadores han descubierto que lo que determina su posición en la superficie de la corteza son los diferentes contactos producidos al azar entre ellas y la repulsión que surge. Para demostrar esto se han llevado a cabo varios estudios en el cerebro embrionario como modelos computarizados del comportamiento de estas células para evidenciar que el azar causa una colocación ordenada de estas en la corteza.
Esta colocación es fundamental para que las neuronas de la corteza se organicen formando capas horizontales y columnas verticales, distribución esencial para que las áreas funcionales puedan interpretar la información de manera eficaz.

De esta manera se deduce que las diferentes variedades entre una misma especie como la agudeza sensorial o capacidad motora no es solo a causa de la variedad genética sino que los distintos choques al azar entre las células también pueden influir notoriamente.

En mi opinión me parece una noticia muy interesante ya que es una evidencia la evolución de la ciencia y me parece realmente increíble como algo tan simple como el azar puede repercutir tanto en nosotros, es tan solo una muestra de lo complejo y misterioso que puede llegar a ser nuestro organismo.

Para más información: Noticiasdelaciencia.

1 comentari:

Ana Bartoll ha dit...

Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión, es asombroso como los choques realizados al azar entre las neuronas pueden llegar a repercutir tanto sobre las variedades entre una misma especie como la agudeza sensorial o capacidad motora, como es habitual se suele pensar que la única causa de las diferentes capacidades es la genética pero este post es de gran ayuda al afirmar que no toda la "culpa" la tiene la genética, ya que los choques ordenan de diferente manera las neuronas, por ejemplo dando lugar a una mayor o menor capacidad sensorial. Es una noticia de gran interés que me ha aportado gran información que desconocía. Esta noticia es un claro ejemplo de que se debería de seguir investigando sobre nuestro organismo ya que nunca se puede saber lo que podemos llegar a conocer, y seguro que estos nuevos descubrimientos pueden ayudar a solucionar o responder algunas preguntas.