diumenge, 24 de febrer de 2013

El crecimiento de la población del jabalí

La población del jabalí ha experimentado una crecida enorme, por ejemplo en el Pirineo aragonés la población se ha multiplicado por tres en tan solo cinco años. Esto se debe a la adaptación del jabalí en cualquier territorio, su elevada capacidad reproductora y el hecho de no tener depredadores naturales. Este aumento de población también ha provocado un aumento del territorio ocupado, en Andalucía la área ocupada por el jabalí se extendió casi un 30% en los últimos años, además está ocasionando daños en la flora, los cultivos en los parques naturales y problemas de erosión en el terreno y la provocación de accidentes en las carreteras. Para hacer frente a este problema, La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha autorizado a las distintas provincias ha realizar batidas para reducir la población. En estos años anteriores en algunas provincias se ha llegado a alcanzar la cifra de 10.000 ejemplares batidos en un año
.


Hay diferentes formas de cazar el jabalí:
-Montería, la mas antigua, principalmente en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. Una zona de 250 a 600 ha (mancha) y perimetralmente se colocan los cierres, se suelta la jauría de perros que recorrerá la mancha en distintas direcciones para atraer el objetivo hacia los cierres donde se encuentran los cazadores.

-Batida, consiste en buscar los encames de los jabalíes con perros de rastro y levantarlos de los encames, se dan a la fuga hacia una línea de tiradores situados anteriormente en sitios estratégicamente.

-Vaqueo, a caballo y con perros, se utilizan garrochas de unos tres metros acabadas en punta de lanza.


-Caza de rastro sobre el jabalí, los cazadores siguen al perro que sigue el rastro de olor hasta encontrar el objetivo.

-El lazo, esta prohibida, consiste en colocar un lazo de alambre por los sitios que pasan abitualmente los jabalíes.

Enlaces:
INFORMACIÓN
Coto de caza

2 comentaris:

Josep garcia llorens ha dit...

Vaja, vaja. No tenia ni idea de les animalades(i mai millor dit)que es realitzen a la Península.
Respecte a la crescuda, es en llocs concrets no en tot el territori. No hem d'oblidar que els ocupants, i principals invasors sóm nosaltres; que hem modificat el territori com hem volgut durant anys alterant el equilibri ecològic que hi havia.
Respecte a les formes de caça... el llaçet i el "Vaqueo"... es inhumà.
En definitiva hi ha que respectar el medi i no alterar-lo. Si és necessari, es comprensible la regulació de les poblacions. Però no hem d'oblidar de fer-lo de manera RESPECTUOSA i SOSTENIBLE.

Laura Agramunt ha dit...

Sóc de la mateixa opinió que Josep. Crec que al nostre país per dir-lo d'alguna forma és "tradició" anar a caçar, s'ha fet sempre i que es continuarà fent llevat l'opocisió dels ecologistes.
No crec que anar a caçar estiga malament pero pense que la humanitat actuem quasi sempre amb brutalitat com és el cas d'alguns tipus de caça que es veuen al post.
Desde el meu punt de vista no és necessari actuar tant bruscament sobre els animals, no es té perquè fer d'una afició una masacre.

En quant al creixement de la població jabalí he de dir que no crec que sempre siga bo forçar la reproducció d'espècies com aquestes perquè com bé has posat al post auqest reproducció pot provocar efectes danyins en la resta de la població de la natura.