diumenge, 24 de febrer de 2013

¿Es cierto que fumar relaja?


A pesar de que se cree que el tabaco relaja o alivia el estrés y que dejar de fumar aumenta el nerviosismo, un estudio reciente demuestra que  los fumadores que consiguen dejar de fumar se sienten menos ansiosos a partir de entonces.
La sensación relajación que tienen los fumadores cuando fuman se debe simplemente a que fumar calma su síndrome de abstinencia.
El estudio consistía en hacer un seguimiento a 491 fumadores que asistían a clínicas para dejar de fumar. A todos ellos se les evaluó los niveles de ansiedad al comienzo de la investigación, seis meses después, algunos de los fumadores habían conseguido dejar el hábito. Los investigadores encontraron una diferencia en el grado de ansiedad entre quienes habían dejado de fumar y los que no. Los que consiguieron dejar el tabaco mostraron una disminución en la ansiedad, pero los que no lo consiguieron mostraron un aumento.Los investigadores apuntan a que dejar de fumar no aumenta la ansiedad sino que la reduce.
En mi opinión es una noticia interesante, ya que siempre se ha creído que fumar relaja y disminuye la ansiedad, aunque como muestra el estudio la verdadera causa de la ansiedad es el propio tabaco. Seguramente al dejar de fumar, la ansiedad disminuiría ya que el fumador no dependería a cada segundo de un cigarrillo. 

Para ver la noticia completa pulsa "AQUÍ" 
Las fotos han sido extraídas de: Foto1 / Foto2

2 comentaris:

Rafa Arroyo ha dit...

Noticia muy interesante para todos los fumadores que siguen argumentándose en la afirmación: "Fumar relaja" como excusa para continuar con su adicción. Aunque creo que la gran mayoría de personas suponíamos que esta afirmación era falsa, el estudio científico nos deja ya fuera de cualquier otra posibilidad. Esta es una noticia interesante y que agrada leer puesto que es un tema muy discutido en muchas tertulias. En mi opinión, creo que cada día nos acercamos mas a un mundo con mucho menos humo

Geraldine Ortiz ha dit...

Esta noticia es muy interesante, ya que existe la falsa creencia de que al fumar reducimos el estrés pero en realidad el cigarrillo no alivia el estrés, sino que por el contrario, lo agrava, ya que es precisamente la dependencia al tabaco lo que genera nerviosismo y estrés y se alivia, por supuesto, con la droga que genera adicción.