dimarts, 20 de maig de 2008

El miedo y la vergüenza son los motivos principales por los que casi el 17 por ciento de españolas nunca han ido al ginecólogo

Muchas mujeres Españolas afirman no haber ido nunca al ginecólogo por causas tan comunes como miedo a lo que les pueda decir o vergüenza de mostrar sus partes íntimas a una persona desconocida y ajena a su vida.



Lo recomendable es visitar al ginecólogo como mínimo una vez al año para hacerse revisiones pero la gran mayoría de la población no pasa una vez cada 12 meses por la consulta.



Un 22% de las mujeres a las cuales se les ha realizado una encuesta afirman no haberse hecho nunca una citología sobre todo en edades entre los 20 y los 29 años.



Eso sí, las mujeres estamos más dispouestas a hacernos mamografías, ya que solo el 5% de la

población mayor de 50 años no se ha hecho ninguna nunca.



La menstruación y la menopausia, entre otros, son procesos del aparato reproductor de la mujer, y frente a los cuales cada mujer evoluciona de una manera diferente.Respecto a la primera regla la mayor fuente de información son las madres, aunque muchas jóvenes afirman haber confiado antes en sus amigas que en sus madres , y muchas veces no debería ser así porque las madres y los ginecólogos tienen mucha más experiéncia y conocimiento sobre el tema para poder hablarlo con las jóvenes que sus amigas que estaran en la misma situación que ellas.

Respecto a la menopausia las mujeres deben adoptar una visión positiva aunque la menopausia afectará a su vida sexual.



Las mujeres en periodo de gestación también deben visitar a su ginecólogo a menudo debido a su estado y a que cada vez las mujeres se deciden a tener hijos a edades más tardías por lo cual el embarazo puede tener más complicaciones.



La noticia viene publicada en Terra

Sara Villarroya

3 comentaris:

violeta pitarch ha dit...

Sara, tienes toda la razón del mundo. Yo,personalmente, también pienso que aunque en algunos momentos pueda dar algo de respeto o de verguenza,en el periodo de 20 a 25 años y en general toda la vida, dejar nuestros órganos más íntimos en manos del ginecólogo o ginecóloga, podemos quedar convecidas que estas personas son de confianza y que la inspección o estudio sobre nuestro cuerpo nos intentará beneficiar en lo máximo posible. Es importante tomar consejos de nuestra madre, y de amigas como secundarias, sobre este tema que tanto nos interesa.

violeta pitarch ha dit...

Sara, tienes toda la razón del mundo. Yo,personalmente, también pienso que aunque en algunos momentos pueda dar algo de respeto o de verguenza,en el periodo de 20 a 25 años y en general toda la vida, dejar nuestros órganos más íntimos en manos del ginecólogo o ginecóloga, podemos quedar convecidas que estas personas son de confianza y que la inspección o estudio sobre nuestro cuerpo nos intentará beneficiar en lo máximo posible. Es importante tomar consejos de nuestra madre, y de amigas como secundarias, sobre este tema que tanto nos interesa.

patry ha dit...

Todas las personas, hombres o mujeres, tenemos reparo a enseñar nuestras partes más íntimas. Pero es cierto que las mujeres y sobretodo hasta una edad más adulta tenemos bastante verguenza a ir al ginecólo, aunque es importante la toma de consciencia y saber que es por nuestro bien.
Respecto a la menstruación es normal hablarlo con amigas ya que todas pasan por lo mismo en un tiempo similar, pero es evidente que es mucho mejor hablarlo con las madres.