dissabte, 17 de maig de 2008

Embarazadas muy delgadas corren riesgo de padecer náuseas graves



Muchas mujeres sufren náuseas en los primeros meses del embarazo pero en un pequeño porcentaje de los casos, las náuseas y los vómitos se transforman en una enfermedad llamada hiperemesis gravídica.
Las mujeres con esta condición sufren náuseas y vómitos excesivos hasta el límite de la desnutrición, la deshidratación y la pérdida de peso.
Es necesaria la hospotalización inmediata ya que mujer y el feto corren un gran riesgo, y a esta hay que administrarle líquidos por vía intravenosa.
Investigadores hallaron mediante un estudio que las mujeres con bajo peso son más propensas a este tipo de enfermedad. Se considera bajo peso un IMC (relación del peso con l altura) por debajo de 20, mientras que a la obesidad le correspondió un IMC de 30 o más.
Se desconoce la causa principal del la enfermedad pero para reducir el riesgo de sufrir náuseas y vómitos excesivos recomiendan a las embarazadas comer pequeñas porciones durante el día y no en cantidades abusivas.
Ya que se desconoce la causa de la enfermedad, las embarazadas deberían seguir este consejo, ya que no se pierde nada, al contrario, se gana, ya que siguiendo estas recomendaciones, reduces el riesgo de desarrollar esta enfemedad y por tanto de conservar la vida de tu bebé y la tuya misma.
Este post puede resultar útil para todas aquellas mujeres que están embarazadas y para las que desean estarlo, para que sean conscientes de lo que supone esta enfermedad si no la conocían anteriormente y si la habían escuchado, para por lo menos que sean conscientes de que el comer en pequeñas porciones puede reducir el riesgo de esta.
Aquí para más información