diumenge, 11 maig de 2008

La reacción antígeno-anticuerpo

Cada antígeno provoca la secreción de un anticuerpo específico que se une selectivamente por las regiones variables de su molécula. Esta unión puede producir 3 tipos de reacciones:
  • Neutralización: Si el antígeno es una sustancia tóxica, la unión con el anticuerpo provoca su neutralización, de modo que no puede ejercer su efecto tóxico.
    Los anticuerpos específicos neutralizan toxinas, virus o enzimas. Los anticuerpos neutralizantes requieren un solo tipo de combinación con el antígeno para poder actuar y así pueden ser univalentes, aunque anticuerpos bivalentes o multivalentes pueden neutralizar también. Un antisuero que contiene anticuerpos neutralizantes contra una toxina se denomina "antitoxina".

La parte coloreada verde es el antígeno, mientras que la granate en forma de Y es el anticuerpo, la unión de estos produce una neutralización.


            • Aglutinación: en este tipo de reacción, un anticuerpo puede unirse a la vez a dos antígenos, asímismo cada antígeno puede unirse a varios anticuerpos y formar un entramado de complejos antígeno-anticuerpo.
            • Cuando un antígeno particulado reacciona con su anticuerpo específico (divalente por lo menos) se observa la formación de grumos o agregados de estas partículas, esto se conoce como aglutinación. En estas reacciones el determinante antigénico está sobre la superfície de una partícula o de una célula.

            En la imagen, los anticuerpos (amarillo) se unen al antígeno (verde) formando el previamente dicho entramado de complejos antígeno-anticuerpo.

            • Precipitación: esta reacción ocurre cuando se combina un anticuerpo, por lo menos divalente, con un antígeno soluble y esto conlleva a la formación de agregados que precipitan. Para que la precipitación ocurra en forma máxima se necesita que tanto el antígeno como el anticuerpo estén en concentraciones óptimas, cuando cualquiera de los reaccionantes están en exceso no se pueden formar grandes agregados antígeno-anticuerpo. En este caso el antígeno se encuentra disuelto, y al unirse los anticuerpos a los antígenos se forman unos macrocomplejos moleculares, formándose como una red tridimensional que debido a su tamaño precipita.

            En la imagen se puede observar la red que se forma cuando se une el antígeno disuelto



            Información extraída del libro de Biología,de aquí, aquí y de aquí.

            Héctor Ramírez Castillo

            1 comentari:

            Iris ha dit...

            Muy buen post para estudiar el tema de inmunología del próximo examen, gracias Héctor