dimecres, 23 de novembre de 2011

Algunos cánceres inactivan moléculas antitumorales dentro de su núcleo

Las células del ser humano están formadas por un núcleo central, donde está el ADN, un medio acuosos llamado citoplasma, donde se realizan los procesos metabólicos, y una capa que rodea toda la célula, llamada membrana plasmática. Existe un intercambio continuo de moléculas entre esos tres compartimentos que permite un buen funcionamiento de la célula.

Manuel Esteller, ha realizado un descubrimiento en Barcelona que demuestra que la realización de éste tráfico no es posible en células cancerígenas. La célula tumoral atrapa pequeñas moléculas que se denominan microARN, que no pueden realizar su propia función, la de prevenir el desarrollo del cáncer. En concreto hablamos de un grupo de tumores del colon y del estómago y útero, en los cuales las células cancerosas secuestran el grupo de moléculas anti tumorales y impiden así que maduren y efectúen su función.
Estos tumores presentan una mutación en la proteína Exportina-5 (que tiene la función en la célula es de transportar los microARN desde el núcleo hasta el citoplasma.). Pero es dichos cánceres, éstas proteínas son incapaces de realizar esta función, por lo que pierden su capacidad protectora anti tumoral.

Como consecuencia de este descubrimiento se pretenden dos aspectos. Por una parte el descubrimiento de una alteración producida por un cáncer, y por la otra parte se pretende estimular la búsqueda de nuevos tratamientos contra estos que faciliten el transporte de las moléculas desde el núcleo.

Este tema se encuentra relacionado con el temario de Biología de Segundo de Bachillerato, concretamente con el tema 6.