dimarts, 22 de novembre de 2011

Cómo medir el riesgo de muerte en pacientes obesos


Según la noticia publicada en el periódico ElMundo, unos científicos de la Universidad de Alberta,  de origen canadiense,  han descubierto un nuevo sistema (Sistema de Clasificación de Obesidad Edmonton (EOSS)) , a partir del cual se puede detectar el riesgo de sufrir complicaciones o el riesgo de fallecimiento en pacientes con obesidad, sin tener en cuanta otros factores como el índice de masa corporal (IMC), la presencia de índice metabólico o la cintura hipertrigliceridémica. Este sistema servirá para dar prioridad a las personas que más necesiten una operación de cirugía bariátrica.
El índice de masa corporal (IMC), es la herramienta más utilizada en la actualidad para determinar el sobrepeso, pese a que dicho método presenta algunos inconvenientes, como el no reflejar si un paciente tiene problemas como tensión alta, colesterol… . En cambio, el método EOSS, considera las medida de cada paciente como la glucosa, los lípidos, psicopatologías, niveles de enzimas en el híado, presencia de apnea del sueño, entre otros.
Como siempre, gracias a estos investigadores estamos más cerca de combatir la creciente obesidad entre la población. Aunque, más vale prevenir que curar, y por ello tenemos que cuidarnos, incorporando a nuestra dieta las frutas y las verduras.

1 comentari:

Marta Antoli ha dit...

Cada vez son más las personas que sufren obesidad, y peor aún, cada vez hay más niños que la sufren. Creo y espero que mediante métodos como este será mas fácil saber cuando una persona sufre sobrepeso y asi intentar remediralo o por lo menos disminuirlo. También creo que deberías haber puesto un enlace para explicar donde explicara más extensamente el sistema que tu describes, ya que centras más el post en ámbitos generales, y puede que con la ayuda de una definición más aplia de lo que se realiza en este sistema, la gente entienda mucho mejor y se conciencie de que tiene que cuidar tanto su alimentación como sus hábitos para no llegar al extremo de la obesidad.

Buen post