dissabte, 26 de novembre de 2011

Osteoporosis en ciervos.

 En esta noticia se nos muestra que Según Tomás Landete el hueso más resistente del mundo es la cuerna y entender que hace que sean tan resistentes y que en ocasiones sean fragiles o porosos nos ayudarían a entender los huesos humanos.
Para ello habría que estudiar la composición mineral de las cuernas y las propiedades mecánicas del material óseo. Además hay un efecto de nutrición en las cuernas.
En un estudio se analizaron dos poblaciones de ciervos una de las cuales estaba peor alimentada que la otra. Los peor alimentados tenían una mayor porosidad en sus cuernas, en concreto cinco veces más en la pared del hueso compacto y en la médula central de hueso esponjoso. El estudio además decía que la porosidad  aumentaba de la base a la punta de la cuerna que muestra el cansancio fisiológico de hacer crecer la cuerna.
La cuerna crece muy rápido y la alimentación de estos ciervos os no es suficiente para aportar los minerales necesarios. La punta del final de la cuerva crece al final y ya no queda material suficiente y por lo tanto muestra en sus tejidos propiedades mecánicas de ese cansancio fisiológico.
Esto supone que no hay suficiente material para rellenar los osteonas, que  son los tubos por los cuales esta formado el hueso y por eso estan más huecos en los animales que no se alimentan debidamente. La cuerna al ser el único hueso externo su crecimiento produce en los ciervos una falta de calcio parecida a la osteoporosis aunque se recuperan de ella.
Este estudio demuestra que el potasio y el zinc contribuyen de manera decisiva a la porosidad de las cuernas, de este modo si encontraramos en los huesos humanos más potasio o zinc del normal podríamos anticipar una osteoporosis. Así se podría predecir esta enfermedad debido a la cantidad de estas sales minerales en el tejido óseo.