divendres, 27 de febrer de 2009

CIFOPLASTIA PARA REPARAR FRACTURAS VERTEBRALES

La cifoplastia es una técnica muy poco invasiva utilizada para restaurar vértebras fracturadas por compresión (columnas afectadas por tumores u osteoporosis), y consiste en introducir en la columna catéteres con unos balones desinflados en su extremo. Una vez colocado el balón en el interior de la vértebra, se hincha para que ésta recupere su forma anterior casi en su totalidad. Después, el hueco del balón se rellena con un cemento viscoso.


Según un estudio publicado en la revista "The Lancet", los pacientes que optaron por esta técnica notaron una reducción del dolor, mejoraron su calidad de vida, y, en general, se encontraban mejor, en comparación con los otros participantes del estudio.

Y, aunque eso ya se demostró en estudios anteriores, nunca antes se había comparado directamente ésta técnica con la usada habitualmente, que no es otra que recetar analgésicos, reposo, y llevar corsé.

El resultado de este estudio ha sido bastante inconcluyente, ya que las ventajas no tienen una diferencia significativa con los inconvenientes.

Una de las ventajas sería la ya comentada, que los pacientes se encuentran mejor en todos los aspectos, pero el inconveniente es que las diferencias significativas entre los dos tratamientos se hicieron imperceptibles al cabo de unos seis meses.

Otra ventaja sería, en palabras de los autores del estudio, que "el mecanismo exacto de su capacidad para aliviar el dolor puede ser la estabilización de las microfracturas, la lesión térmica del nervio (que produce un bloqueo analgésico) u otros factores, incluyendo el efecto placebo". Respecto a este último, cabe decir que la eficiencia analgésica que muestra está cerciorada por varias investigaciones, es más, se están llevando a cabo ensayos en los que el paciente no sabe qué terapia va a recibir, para evitar el efecto placebo.

Pero el inconveniente ligado a esta última ventaja es que toda cirugía, por menor que sea, conlleva sus riesgos. Además de las reacciones que puede provocar la anestesia, pueden aparecer filtraciones del cemento viscoso, capaces de provocar tanto problemas locales (irritación de las raíces nerviosas o la médula) o sistémicos (embolias pulmonares). Además de que hay estudios en curso para investigar el riesgo de fracturas en las vértebras adyacentes a la intervenida mediante cifoplastia.

En conclusión, los más importantes beneficios derivados de la cifoplastia frente a la vertebroplastia, como por ejemplo la recuperación de la altura, la disminución del riesgo de una fuga de cemento o la reducción de la tasa de fracturas no se pueden demostrar con este estudio.



La noticia entera aquí.

1 comentari:

Rafa Mollà ha dit...

Interessant tècnica; però tal i com es pot veure, els possibles efectes secundaris poden ser molt perillosos, de ahí que els metges en molts casos, en qüestió de medul·la espinal, comencen primer per tractaments de repòs, corsé,...tractaments conservadors en fefinitiva