dilluns, 16 de febrer de 2009

Se agrava el calentamiento global

Las emisiones de CO2 siguen aumentando a un ritmo que supera todas las previsiones, apesar de los esfuerzos internacionales que se han hecho para frenar el cambio climático.

Según advertencias de uno de los líderes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, los niveles de CO2 emitidos entre 2000 y 2007 rebasan todas las previsiones de este organismo y pueden ocasionar impactos irreversibles en todo el planeta.

Christopher Field, miembro del IPCC e investigador de la Universidad de Stanford (EEUU), puntualizó que: "No habíamos visto otro periodo en el que las emisiones fueran tan intensas". El experto explicó en Chicago, durante la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, que desde 2000 las emisiones han crecido un 3,5% cada año. El ritmo de crecimiento en 1990 era de un 1%.

Gran parte de este aumento se debe a la enorme cantidad de emisiones que países como China e India han aportado a la carrera global del calentamiento. Sin embargo, siguen siendo los países industrializados, con EEUU a la cabeza, los responsables de la mayor parte de las emisiones. Este aumento general de la concentración de CO2 podría desatar un mayor calentamiento global al final de este siglo, cuyo impacto sería irreversible.

El calentamiento podrá derretir el permafrost, una capa de vegetación que ha estado helada durante miles de años bajo la superficie de la tundra ártica. Esta enorme área de terreno en torno al círculo polar contiene una reserva de materia orgánica con un billón de toneladas de CO2, casi el triple de la actual concentración en la atmósfera.

El metano, otro gas de efecto invernadero 20 veces más potente que el CO2, también está aflorando a medida que se derrite el helado subsuelo de la tundra. Este ecosistema está además especialmente amenazado, pues el aumento global de las temperaturas es mayor en el Ártico que en ningún otro lugar del planeta, señaló Fields.

Adjunto video




Noticia publicada en Público