diumenge, 15 de febrer de 2009

Las tortugaa mediterráneas


La tortuga mediterránea o tortuga de tierra (Testudo hermanni) es una de las 8 especies de tortuga clasificadas tradicionalmente dentro el género Testudo, junto con especies próximas como por ejemplo la tortuga marginada.

Se trata de reptiles herbívoros y diurnos que pueden llegar a vivir edades semejantes a las de los humanos, y que se distribuyen desde Cataluña, al oeste, hasta el límite sur del mar Negro, al este. La destrucción de sus hábitats y su popularidad como animales de compañía han disminuido significativamente las poblaciones salvajes y han hecho indispensable la protección por asegurar el futuro de la especie a largo plazo.
Las dos subespecies de la tortuga mediterránea son la Testudo hermanni ssp. hermanni,la forma occidental y Testudo hermanni ssp. boettgeri,la forma oriental.

Esta especies según en hábitat tienes unas pequeñas diferencies,la medida de los espaldares de los ejemplares adultos varía desde un mínimo de trece centímetros en los machos de Apulia hasta un máximo de veintidós centímetros en las hembras de Cerdeña. La coloración de la base del espaldar es de un amarillo anaranjado con difusas manchas negras. La sutura pectoral es más pequeña que la femoral .Otras características son la pigmentación amarilla de las escamas bajo los ojos, ausente en los ejemplares adultos de T. h. boettgeri y un dibujo característico bajo el escudo supracaudal en forma de agujero de la cerradura. Esta subespecie se encuentra en Francia, Italia, Cataluña y las Baleares entre las cuales hay diferencias de coloración y tamaño.


Su hábitat acostumbran a ser zonas de matorrales y encinares. Se la encuentra a menudo en zonas con márgenes, donde se esconden para esconderse del calor y del frío. Vive en zona bastante secas, donde solo hay plantas y pequeños arbustos.

Llegan a la madurez sexual cuando tienen aproximadamente debe años. Las especies de Testudo son ovíparas: ponen los huevos en agujeros excavados al suelo por la hembra con el último par de patas. Las hembras de T. hermanni ponen huevos cuatro veces al año, entre mayo y junio. El número de huevos depende de la medida del ejemplar.

El tiempo de incubación, es de entre dos y tres meses, y el sexo de los recién nacidos varían en función de la temperatura ambiental. Si la temperatura de incubación es inferior a 31,5ºC predominarán los machos, y si la temperatura es superior, habrá más hembras. Un golpe llegado el día de la eclosión, a menudo apresurada por un día de lluvia, la cría de tortuga rompe el huevo mediante un tubérculo córneo situado entre las narinas externas y el maxilar superior que desaparece tras unos días. La eclosión dura cuarenta y ocho horas, un periodo durante el cual el saco vitelino es absorbido totalmente.

En otoño, con la bajada de las temperaturas, los reptiles dejan de alimentarse durante veinte días para poder vaciar completamente el intestino de restos de comida. Se van volviendo más apáticas y, en noviembre o diciembre, según la latitud, empiezan a enterrarse o refugiarse en lugares protegidos y caen en un estado de hibernación y su temperatura ideal de 5ºC.

Esta especies se encuentra en peligro de extinción debido a las dos causas nombradas anteriormente:destrucción de sus hábitats y popularidad como animal doméstico.Por ello en el Mas de les Tortugues, centro ubicado en el Parque Natural del Desert de Les Palmes de Castellón se dedican a la recuperación de esta especie,tema del cual tratará el siguiente post.
Para más información pulsa aquí.

2 comentaris:

Francisco Rambla ha dit...

Noticia vàlida per al teu dossier.

Bea Vicent ha dit...

Me ha parecido muy interesante todo lo que has contado sobre estos bellos animales que estan tan indefensos ante los ataques externos, y la tortuga mediterranea tiene un enemigo que cada dia abunda mas que es la tortuga californiana, la cual se alimenta de ellas, al ser carnivora.