dimecres, 25 de febrer de 2009

El potencial de la técnica del ADN

Ginés Morata, biólogo español galardonado en 2007 junto al biólogo inglés Peter Lawrence con en Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, ha afirmado hoy que el potencial de la tecnología del ADN es "inmenso y difícil de imaginar" ya que "incluye todas las posibilidades, entre ellas vivir 150 años, o exagerando, hacerse inmortal".

Esto ha sido en su entrevista a Efe, asegurando también que el progreso existente en este campo es de gran calibre tanto “que uno se puede imaginar cualquier cosa”.

Además ha realizado la conferencia “Evolución y desarrollo” en la facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV) con motivo de las actividades en conmemoración del Año Darwin. En ésta ha defendido las ventajas de las investigaciones sobre el ADN y la manipulación genética porque, según ha dicho, "el progreso y el saber más siempre es beneficioso; las nuevas técnicas se pueden utilizar, como siempre en la historia de la humanidad, tanto para fines positivos como malvados” y ha destacado el potencial positivo y enorme que tiene la biotecnología porque “se puede aplicar al propio conocimiento de la biología humana y, por tanto, a la cura de enfermedades”

En la opinión de este científico, especializado en genética de desarrollo a través del estudio de la mosca del vinagre, la historia de la especia humana ha dado un "cambio radical" en el siglo XXI precisamente por la introducción de las tecnologías moleculares y ya se puede hablar "de un antes y un después" de estas técnicas. Estos avances, según ha explicado, también son el motivo por el que en el futuro ya no le afectarán a la especie humana los mecanismos de selección natural, que han marcado siempre la evolución de las especies y piensa que “el futuro biológico del hombre no va a ser el futuro darwiniano ya que no va estar condicionado por la selección natural, sino por la tecnología biológica que el hombre se aplique a sí mismo; es un cambio completo de paradigma de lo que ha sido el pasado y de lo que será el futuro".

Ginés Morata también ha hecho referencia a la situación de la investigación científica en España y ha manifestado su mejora, pero que aun así, no es comparable al resto de países europeos donde se invierte de media en Investigación y Desarrollo (I+D) un 1,8 por ciento frente al 1,1 por ciento de España, además de la poca tradición científica que tiene este país. Opinando también sobre la posición contraria de la Iglesia católica a los avances científicos y en concreto a investigar las posibilidades de las células madre.


Considero que estas afirmaciones de Ginés Morata no nos tienen que sorprender, y no podemos poner en duda que las investigaciones sobre el ADN y la manipulación genética tienen un gran poder que nos pueden llevar a resolver enigmas o grandes cuestiones y gracias a esto encontrar soluciones para mejorar en la ciencia y medicina, porque las investigaciones nos abren nuevas puertas. Por ello se debería fomentar dichas investigaciones siempre que su finalidad sea para hacer un bien.
Con el tema que estamos dando en clase conocemos como es la estructura del ADN, como se replica…etc. Pero todo de un modo simple porque en realidad es mucho más complejo y ésta reflexión nos puede llegar a hacer valorar la importancia de las investigaciones y descubrimientos con todas sus ventajas que conllevan y hasta donde nos pueden llegar a llevar. Creo que la noticia está relacionada con el temario y también con el que daremos próximamente.

Os dejo aquí un video de una entrevista a Ginés Morata:



Para más información de la noticia pincha
aquí.
-Noticia publicada el 25/2/2009 en ADN.es

1 comentari:

Stefanny ha dit...

Llama muchisímo la atención que en el futuro "no sea la selección natural la que marque nuestra evolución, sino las tecnologías biologicas que apliquemos sobre nosotros mismos", ya que gracias a ellas seremos capaces de sobrellevar enfermedades que son mortales para nuestro cuerpo. Esperemos que sea pronto el momento en que se empiezen a utilizar las tecnologías en los seres vivos con fines curativos.