dissabte, 28 de febrer de 2009

Hurgando en los secretos de una mutación genética que duplica la longevidad de las moscas



Helfand, profesor de biología molecular, biología celular y bioquímica, en 2000, identifico una mutación en un gen, bautizado como Indy ("I'm Not Dead Yet", "No estoy muerto todavía"), que puede prolongar hasta el doble la duración de la vida de la mosca de la fruta.
Estudios posteriores han conducido al descubrimiento de un mecanismo en ellas que parece reducir significativamente la producción de radicales libres. Esta acción produce pocos o ningún efecto secundario sobre la calidad de vida de las moscas. El descubrimiento podría conducir al desarrollo de nuevos tratamientos antienvejecimiento para los seres humanos.Averiguar cómo la mutación Indy altera el estado metabólico, podría permitir desarrollar algún método farmacológico que lo imite permita los beneficios de la manipulación genética sin tener que hacerla
Al investigar los mecanismos que prolongan la vida de la mosca de la fruta, los investigadores compararon los niveles de expresión de todos los genes con respecto a los de las moscas normales, descubriendo que algunos de los genes envueltos en producir la energía necesaria para la vida celular normal fueron expresados con niveles inferiores. Esto redujo los radicales libres, así como los daños que estos suelen producir, pero sorprendentemente no disminuyó la cantidad total de energía celular.
Estos resultados evidencian que es viable alterar el metabolismo de una manera tal que permita reducir los radicales libres o los daños oxidativos, prolongando por tanto la vida.










2 comentaris:

yEdo ha dit...

Un tema interesante!
Parece que este descubrimiento en el aumento de la longevidad de las moscas por la alteración de un gen que hace que disminuya la producción de radicales libres ha desarrollado una nueva vía de investigación con mucho futuro. Puesto que además ésta mutación no parece que tenga ningún tipo de efecto contraproducente en la mosca.

Pero ahora la pregunta es:Qué aplicación puede tener esto en nuestras vidas?Aquí expone la idea de utilizarlo para desarrollar algún método farmacológico que lo imite y otorgue los beneficios de la manipulación genética sin tener que recurrir a ésta. Pero tampoco deberíamos descartar la idea de la manipulación genética,que en mi opinión podría tener mas posibilidades de éxito que la anterior.

Estaría bien que algún día se pudiera conseguir este efecto en una persona. A quien no le gustaría vivir 30 o 40 años más y envejecer más poco a poco?

Rafa Mollà ha dit...

què passa amb els radicals lliures? què són?