dissabte, 28 de febrer de 2009

Murcielagos II








Entre los murciélagos existe una enorme variedad de tamaños, desde el diminuto ejemplar que mide solo 14 cm. con las alas extendidas, hasta los más grandes zorros voladores cuyo cuerpo tiene el tamaño de un perro pequeño y sus alas abiertas una envergadura de 2m.
En la imagen podemos observar a un murcielago abandonando la cova de les rates penades del cap d'or



Las alas batientes de los murciélagos están formadas por finas membranas de músculos y fibras elásticas cubiertas de piel. Los huesos del brazo y de los dedos segundo y quinto sostienen el ala; el pulgar, primer dedo, es como una garra y el animal lo utiliza para arrastrarse, para limpiarse, y en algunas especies, para luchar y sostener la comida. Los músculos que mueven las alas son los mismos que el ser humano utiliza para mover los brazos, pero son mucho más fuertes en proporción. Algunos murciélagos pueden volar a más de 50 kilómetros por hora.




El murciélago se parece a un ratón por su cuerpo pequeño y peludo, pero no lo es. Los murciélagos tampoco son pájaros, tienen una relación más cercana a los primates, no tienen plumas, su cuerpo está cubierto por piel y cuando son pequeños se alimentan de la leche de su madre.




Su cuello es corto, su pecho es grande y fuerte, y su abdomen es angosto. Las alas que en realidad son sus manos, tienen huesos como las de los humanos; los dedos están cubiertos con una doble capa de piel o membrana (tan delgada que la luz atraviesa) que llega hasta la cola, aunque no en todos.Tienen oídos complejos y ojos pequeños. Se cree que sus ojos son capaces de ver solamente en blanco y negro. No son ciegos, de hecho muchos de los murciélagos, además de un sistema de sonar muy complejo, emplean la vista en diversas actividades. Cada segundo mueven sus alas hacia arriba y hacia abajo de 11 a 18 veces.




Los murciélagos se alimentan de distintas maneras dependiendo de la especie que se trate. Los hay:

  1. Frugívoros: se alimentan de frutas silvestres, ayudando así a dispersar sus semillas.
  2. Insectívoros: se alimentan de insectos y otros artrópodos.
  3. Nectarívoros: se alimentan de polen y néctar, de manera que polinizan un gran número de plantas.
  4. Carnívoros: se alimentan de peces, anfibios, reptiles, pequeñas aves y mamíferos.
  5. Hematófagos: se alimentan de sangre (haciendo una pequeña herida en la piel), la cual fluye libremente gracias a la acción anticoagulante de su saliva.




EL habitat de los murcielagos depende de la especie de la que se trate, no obstante son animales que prefieren la oscuridad, siendo sus principales escondites las cuevas, troncos de arboles, tejados de las casas. Dependiendo de su alimentación también variara si se sitúan en zonas humedas, secas o bosquerizas. Suelen vivir en colonias. En la imagen se puede apreciar una colonia de estos ejemplares.





En la siguiente entrega hablaremos de los beneficios que nos aportan y de las creencias que se tienen de ellos.

2 comentaris:

Aida Sánchez Dalmau ha dit...

La verdad es que los múrcielagos son unos animales bastante difíciles de encasillar en un grupo u otro de animales cordados, ya que presentan características comunes con diferentes grupos. Parece que cuando nos dicen algo de los murciélagos pensamos seguidamente en los comedores de sangre, pero como explicas en el post, dependiendo de la especie, tienen un tipo de alimentación u otro, y lo cierto es que es muy variada. Creo que la mayor parte de nosotros no sabemos tanto de estos animalitos como de cualquier otro y es que no hay que irnos muy lejos para poder verlos. Aquí en nuestra provincia podemos encontrarlos en muchos lugares como puede ser en el Molí de la Font, que conserva diversas especies de murciélagos.

Francisco Rambla ha dit...

Noticia vàlida para el teu dossier