dissabte, 28 de febrer de 2009

Signos visibles ayudan a detectar la fibromialgia.






Esta enfermedad afecta al 3% aproximado de la población en mayor numero a las mujeres. Sus sintomas son: dolor muscular, fatiga, depresión e insomnio. Hasta ahora diagnosticarla tarda entre dos y tres años ya que para hacerlo tienen que descartar todas las patologias reumatologicas y neurologicas con los mismos sintomas. Hay que añadir el escepticismo y dudas que conlleva una enfermedad sin alteraciones fisicas visibles. Aunque, por primera vez, investigadores del Hospital del Mar-IMIM en Barcelona han comprobado que estas personas tienen lesiones musculares a nivel molecular.


"Hay señales sutiles de lesión, de pequeñas roturas en algunas estructuras. Sufren un continuo proceso de destrucción a nivel celular", afirma Quim Gea. En condiciones normales en la reparación muscular intervienen dos moléculas: las citoquininas IL-1 y la TNF- alfa.


En esta imagen se pueden comprobar las zonas donde se presentan los dolores producidos por la afección.


Mala reparación


En el musculo de los enfermos, los niveles de estas citoquininas esta alterado, sobretodo con la aparición de los sintomas.


No se sabe porque ocurre pero los investigadores creen que podria haber una susceptivilidad genética y algun detonante, dice Gea. Actualmente la enfermedad no tiene cura. Estas dos moleculas podrian facilitar el desarrollo de nuevos farmacos y nuevos metodos de diagnostico más rapido y eficaces.




1 comentari:

Rafa Mollà ha dit...

Son citocines i no citoquinines, que són hormones vegetals
En l'adreça següent podeu mirar més sobre estes substàncies
http://es.wikipedia.org/wiki/Citocina